Opinión – El género en la educación

Por Radio Portales

Por: Sofía Reyes / Estudiante Periodismo – Universidad Central

Cada día vemos como ciertos temas se van tomando la palestra y lo celebramos. Así, hoy nos reunimos como cada lunes a conversar desde la perspectiva de la mujer, pero desde un nuevo foco, el estudiantil. Porque entendemos que siempre hay algo que nosotras tenemos que decir.

Si hacemos una revisión rápida del tema, en Chile siempre han existido movilizaciones sociales en torno a la educación, estamos hablando de nuestras épocas de dictadura hace cerca de 40 años, como expresiones más recientes; La revolución pingüina del 2006, o cuando el 2011 millones de instituciones educacionales amanecieron tomadas y reclamando por una mejora en la calidad.

Ahora, tiempo después nos empezamos a cuestionar por más ámbitos de lo que entendemos como “educación de calidad” y si ya hace 6 años escuchábamos por una formación no sexista, hoy se hace más fuerte el reclamo. Porque la calidad también depende de crear profesionales y educar personas que entiendan las diferencias de género, pero que nunca ejerzan una violencia. Todos los casos que hemos venido presenciando en el último tiempo podrían haberse abordado de una educación igualitaria, más aún, nos preguntamos ¿cómo habrán sido las experiencias académicas de agresores como Ortega en el caso de Nabila?, ¿cuánto podría haberse evitado con una educación no sexista y con consciencia de género?

Nuevamente es un tema que le compete a cualquiera, porque una sociedad más igualitaria y respetuosa es responsabilidad de todos los géneros. Y es innegable el impacto que tiene la educación en esto, más allá de esa que recibimos en el círculo más íntimo o “en nuestra casa”, hablamos de que cuando entremos a una sala de clase no sintamos diferencias por pertenecer a uno u otro género, que no sintamos una diferencia por ser mujer. Más aún, que se converse el tema, que se reconozca la problemática de género y se trabaje por solucionarla. Que nuestros educadores se comprometan con una sociedad que respete toda diferencia y que las aplauda. Así como nosotras aplaudimos hoy que el género se hable en más ámbitos.

Comentar