La década de 1970 comenzó en sus primeros meses a encenderse en el país, para el mes de septiembre estaban convocadas elecciones presidenciales y los meses previos a ese evento electoral, los ánimos se crispaban y la sociedad comenzaba a polarizarse donde las esperanzas y los temores de lado y lado comenzaban a florecer, En lo político, el país se jugaba mucho, lo que dejo de lado muchas distracciones porque para muchos, el futuro de Chile era lo más importante que había que enfrentar, sobre todo en un contexto mundial aun polarizado 

Ese año 1970, La Portales seguía siendo líder en sintonía, pero no podía abstenerse del crucial momento que vivía el país, la campaña electoral se reporteo equitativamente para las 3 candidaturas que aspiraban a suceder a Eduardo Frei Montalva en la presidencia de Chile, y el departamento de prensa realizo varios programas para seguir aquella contienda, además de los noticieros y de los comentarios de Luis Hernández Parker, “La Gran Encuesta” se transformó en el gran espacio de entrevistas hacia personajes que marcaban la pauta política y nacional, transmitiéndose los domingos a las 21 horas, Tanta era la expectación que generaba esa contienda electoral que incluso nuestra emisora sorteo una casa con el auspicio de la “Cooperativa Ahorromet”, en la comuna de Las Condes, a quien acertara al resultado de la contienda electoral

El día 4 de septiembre de ese año, La “Primera de Chile”, realizo una transmisión conjunta con la televisora “Canal 13” por entonces de propiedad de la Universidad Católica, para cubrir los pormenores todos los pormenores de la elección presidencial realizada esa jornada, disponiendo de sus intercomunicadores para el despacho de los periodistas y de los comentarios de sus analistas en sus programas, Sin embargo y a medida que avanzaban los resultados, favorables al candidato de la coalición de izquierda “Unidad Popular” Salvador Allende, las presiones para sectores empresariales o ligados al candidato de derecha Jorge Alessandri para que la radio no informara o directamente mintiera sobre sus resultados “arreciaron” contra su propietario y gerente general de esa época Raúl Tarud, quien resistió ante estos embates: “Hubo una presión muy grande para que la Portales también boicoteara la información sobre la victoria de Allende, Recibí innumerables llamados telefónicos de parlamentarios y empresarios, Hasta la radio también llegaron diputados y senadores de izquierda, para exhortarnos que siguiéramos con la transmisión”, contó Raúl Tarud en su libro de memorias titulado “Historia de una vida”, publicada en el año 2003, Efectivamente la radio siguió sus transmisiones y fue una de las pocas que transmitió en vivo, el discurso triunfante del presidente electo esa noche, Días después, el 7 de ese mismo mes, Salvador Allende otorgaría su primera entrevista con un medio de comunicación a nuestra emisora

Salvador Allende

A medida que avanzaba la gestión del presidente Allende, el clima en el país se enrarecía y también las convivencias se hacían problemáticas, Situaciones que también repercutían en nuestra emisora donde hubo cambios de importancia, por ejemplo el ingreso indirecto de Salvador Allende como accionista de nuestra radio a inicios de 1972, mediante una venta a precio muy ínfimo de la participación accionaria de la Familia Hirmas en la “La Primera de Chile”,  Raúl Tarud, nuestro gerente general en aquella época, lo supo de una forma muy particular, después de un almuerzo en el Palacio de Cerro Castillo en Viña del Mar: “Apenas terminamos de comer, Allende me hizo una seña, Me tomo del brazo mientras caminamos en dirección a su privado; ¿Un whisky? (pregunto el mandatario), Con soda…. (Respondió R.Tarud), Raúl tu eres un hombre con mucha suerte, A partir de ayer, tu eres socio del Presidente de la República en radio Portales”, le señalo el entonces presidente de Chile al señalado ejecutivo de la radio, quien reacciono con indignación y desilusión, por esta maniobra de los “Hirmas”, Las acciones fueron vendidas a 300 escudos, un valor que equivalía a una cajetilla de cigarros, y como S.Allende no podía hacerse cargo de la emisora, por las incompatibilidades propias de un mandatario, delego su representación y administración, a Jorge Venegas, un militante del PS que asesoraba financieramente al mandatario, mientras que para la Dirección de Prensa, el mandatario designado personalmente al experimentado periodista Leonardo Cáceres, a quien le pidió solucionar los problemas dentro de esta área de nuestro medio, generadas por fricciones políticas: “Le voy a decir algo que no sabe nadie: “Yo soy dueño de una radio en Chile, La Radio Portales!!!”, le señalo el político socialista cuando se reunió con el mencionado profesional

Salvador Allende

Después de este cambio, las cosas no cambiaron mucho y al contrario, se profundizaron los problemas, La conflictividad política aumentaba dentro de la emisora, con huelgas de periodistas por diferencias con el gobierno y los ejecutivos de la radio, finanzas que decaían por la “casi” nula inversión publicitaria desde las empresas que estaban estatizadas, y en las calles del centro de Santiago se veía el combate casi diario entre partidarios y detractores del Gobierno de Salvador Allende, A pesar de estos problemas, la radio seguida informando y en lo posible, entreteniendo a la ciudadanía, En el 4 de julio de 1971, hubo un fuerte movimiento telúrico que afecto a la Zona Central del país incluido a Santiago, El locutor Hugo Marchant estaba en la emisora conduciendo un programa, aunque el temblor lo sorprendió en el peor lugar posible: “A esa hora de turno estaba animando el programa “Saludando a la noche” con Scapinni (…) Antes de comenzar el sismo, había ido al baño antes de comenzar un tema musical, me pillo “sentado en el trono”, estábamos en el décimo piso, así que el bamboleo fue muy violento, Se corto la luz y el batir del agua con deposiciones, me dejo completamente embetunado”, nos señaló este mencionado profesional, Mientras que otro hecho que ocurrió en los años siguientes, como lo fue el “Tancazo” que se originó el 29 de junio de 1973 fue reporteado íntegramente por la emisora, ya que sus estudios estaban cerca de La Moneda y sus periodistas se arriesgaron en demasía para contar todos sus detalles: “Me toco reportear a pocos metros de La Moneda y del pasaje Antonio Varas, adonde está el Banco del Estado, en el segundo piso, ahí estaba la radio “Corporación” y yo subí al 2do piso y ahí hice transmisiones directas de lo que estaba ocurriendo, y ahí supimos que Carabineros que estaban defendiendo a La Moneda, se estaban informando a través de la Radio Portales, de los que estaban atacando La Moneda (…) Les disparaba a los militares en su objetivo claro”, nos relató el periodista Humberto Zumarán quien trabajo para la radio en esa jornada, Aunque también habían momentos de relajo que motivaba nuestra emisora como lo fue el celebración de nuestros 12 años al aire en 1972, con un partido entre locutores en el Estadio Chile (hoy Víctor Jara)

La situación no mejoraba en nuestro país y en la emisora tampoco, Tanto que Raúl Tarud dejo su cargo de gerente general en febrero de 1973 y delego los negocios en su hermano Arturo, yéndose a un autoexilio en Panamá y Ecuador, Hasta que llegaría el día que marco a las generaciones que vivían en esos años del país, el martes 11 de septiembre del mencionado año, Las fuerzas armadas derrocan en una meticulosa operación al gobierno de Salvador Allende, Radio Portales se transforma en uno de los protagonistas, sin quererlo, en esa jornada, Ya que era la radio más escuchada del país, y por ende un poderoso aparato de información, Temprano en la mañana y ante los primeros movimientos, sus reporteros transmitieron los hechos que marcarían esa jornada, pero la “Operación Silencio” que levantaron los militares sublevados para imponer la censura de los medios, impidieron que estos esfuerzos continuaran: “Transmitimos los dos primeros mensajes de Allende. Posteriormente bombardearon la antena en Renca (o Quilicura, no recuerdo bien) y seguimos transmitiendo en frecuencia modulada (que no se escuchaba tanto en esa época)”, Nos señaló José Luis Córdova, reportero del Departamento de prensa de la radio, otros reporteros como Humberto Zumarán también concurrieron a la emisora, pero otros como Rose Marie Graepp, quien hacia poco tiempo se convirtió en madre, no pudieron estar en nuestras dependencias, Esa mañana en el centro de la capital nacional, fue infernal por la lluvia de balas que había en los sectores alrededor de La Moneda que representaban el fin de un sueño para unos y de un infierno para otros, Antes que se precipitasen los acontecimientos, Salvador Allende entrego su último discurso del que sería recordado para siempre, mencionando la situación de nuestra radio:  “Esta será seguramente la última oportunidad en que me pueda dirigir a ustedes. La Fuerza Aérea ha bombardeado las torres de Radio Portales y Radio Corporación (…) Seguramente Radio Magallanes será callada y el metal tranquilo de mi voz no llegará a ustedes. No importa, lo seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes”, fue la última alocución de este personaje histórico antes que La Moneda fuese bombardeada y él se quitara la vida para evitar caer en manos militares

Luego de este trágico hecho que repercute hasta nuestros días, el país cambio completamente, los triunfantes de aquel día persiguieron de diversas formas a los derrotados, Mientras que en nuestra radio, también hubo cambios radicales, Sus estudios fueron allanados en las horas siguientes, casi nadie de sus trabajadores se atrevía ir a sus estudios por varias semanas, por temor a ser detenidos y casi todos los que se desempeñaban labores fueron despedidos de la emisora: “Yo fui uno de tantos ¿verdad?, uno de miles que quedamos desempleados a raíz del golpe militar. La Radio (Portales) fue clausurada, como muchos otros medios, La Radio Portales, primero, porque estaba muy comprometida y muy identificada con el Gobierno de don Salvador Allende. Incluso, había una línea directa que comunicaba a Tomás Moro (la residencia del Presidente) con la radio para la eventualidad de que el Presidente requiriera dirigirse al país en una emergencia (…) por el hecho mismo de estar la radio muy comprometida con el Gobierno, fue también como otras emisoras y otros medios de comunicación “clausurada” y, por consiguiente, todos fuimos echados a la calle. Justo es reconocerlo, nos pagaron las indemnizaciones“, señalo en una entrevista en el año 2008, el fallecido periodista Ciro Vargas quien se desempeñaba como jefe de prensa, hasta el 11 de septiembre de 1973, Los que fueron despedidos fueron cesados por sus nuevos dueños que adquirieron la radio de una forma muy particular:

Días después del Golpe de Estado, Y como las nuevas autoridades militares buscaron deshacerse de las propiedades que tenía Salvador Allende, El vicepresidente de la CORFO Sergio Nuño “dateo” al entonces presidente de la SOFOFA Orlando Sáenz, del paquete accionario que poseía el derrocado mandatario en la emisora, pudiendo ser adquiridos en rápidos movimientos antes de comprados por otra persona o instancia, en 12 millones de escudos (la moneda del país en esa época), La Sociedad de Fomento Fabril compro el 51% de las acciones que poseía el fallecido presidente, y de inmediato se iniciaron las gestiones para recuperar el ritmo programático de la emisora: “La radio profesionalmente andaba bien, era una gran radio, probablemente la gran radio más importante que existía en Chile, técnicamente estaba muy bien preparada, fue una feliz compra desde ese punto de vista”, nos señaló el histórico dirigente empresarial sobre el estado en que se encontraba nuestra radio, al tomar su posesión, la organización que encabezaba, Aunque financieramente, estaba en una debilitada situación económica producto de varias deudas con proveedores de servicios, y sueldos atrasados en un mes, Los entonces miembros del directorio de la asociación empresarial mencionada pidiendo a Raúl Tarud que volviera a la gerencia general de la emisora, volviendo al país a finales de 1973, quien debió “reconstruir” confianzas, rearmar la programación y también conseguir financiamiento para el mantenimiento del medio 

Aniversario número 15 de Radio Portales

Así, a partir de 1974, con nombres nuevos, nuestra emisora volvió a tomar cuerpo, programas como los radioteatros  “Residencial la Pichanga”, “Hogar Dulce Hogar”, “Confidencias de un Espejo”,  “Lo que cuenta el Viento”, Los magazinezcos “Portaleando” y  “Saludando la Noche”, volvieron a dar forma y cuerpo a la emisora, y locutores como Julián Aldea, Patricio Varela y Julio Videla fueron las voces más resonantes de nuestras transmisiones, El Departamento de Prensa, a pesar de las restricciones a la libertad de expresión, igualmente retomo su trabajo bajo el mando de Hernani Banda, aunque con dificultades por las informaciones sesgadas y engañosas que a veces, hacían pasar malos ratos a la emisora, por ejemplo en la denominada “Operación Colombo” ocurrido en 1975, donde aparecieron 119 ciudadanos nacionales asesinados en Argentina por los servicios de seguridad del Régimen Militar, se informó inicialmente el nombre de una persona muerta bajo ese operativo, pero como un crimen policial en el sur de Chile, La madre del malogrado ser querido pidió más informaciones pero se adujo lamentablemente la pérdida del libreto periodístico donde se informó esta noticia, Además en 1977, se acusó maliciosamente al hijo menor del ex presidente Eduardo Frei Montalva, Francisco Frei de huir de la justicia por estar implicado en la quiebra de la cooperativa de ahorro “La Familia”, pero solo estaba rindiendo exámenes en la Universidad de Chile, para egresar de su carrera de Ingeniero Comercial, Los programas deportivos también nacieron durante esa década con “Siga la Polla Gol” con Máximo Claveria quien bajo el alero de este concurso de apuestas desarrollo las transmisiones de esa área

A nivel social, nuestra radio desarrollo importantes iniciativas, creándose una asociación de centros de madres que realizo diversas acciones de beneficencia y que eran emitidas en la emisora y creándose el concurso “Lo mejor de Chile” que premiaba la mejor iniciativa tanto personal como institucional, En la conquista de nuevas audiencias, La Portales creo en 1975, un nuevo medio enfocado en los jóvenes; Radio Carolina, cuyo nombre fue inspirado por una de las hijas de Raúl Tarud que se llamaba así y en 1977 adquirió los derechos de transmisión del Festival de la canción de Viña del Mar, creando diversos programas especiales como “El cafetín” y obteniendo entrevistas exclusivas con los artistas invitados, organizando incluso, el cóctel de recepción para estas estrellas chilenas y extranjeras de la canción y el humor que venían cada año al certamen de la ciudad jardín, A nivel de propiedad, entran nuevos grupos y empresarios como accionistas de la radio, siendo el más importante, el grupo “BHC” a cargo del empresario Javier Vial quien en esa época era uno de las personas más adineradas del país, el mencionado grupo económico adquirió las acciones que aun poseía Raúl Tarud como representante de su familia y que no había podido vender su participación hacia otros empresarios como Andrónico Luksic Abaroa, En 1978 asume la dirección de prensa, el periodista Abel Esquivel y a finales de ese año, nuestra emisora fue una de

Puesto de transmisión Primera Teletón 1978

las primeras radios en transmitir la “Teletón”, la cruzada benéfica organizada por el popular animador de TV Mario Kreutzberger para ayudar a la Sociedad de Ayuda al Niño Prolisiado, y en donde varias de nuestras figuras participaron en ese evento transmitido para todo el país, Con todos esos vertiginosos cambios, nuestra emisora cierra la década del 70, nuevamente en una posición de vanguardia y liderazgo.

AUDIOTECA

Redacción e investigación: Cristián Álvarez
Montaje: Claudio Quijada

FUENTES CONSULTADAS PARA ESTE ESPECIAL
-Universidad Diego Portales: Archivo CENECA, CENFOTO, Fondo Diario La Nación-Libro “Historia de una vida”, Raul Tarud Siwady, Editorial Planeta, 2003-Biblioteca Nacional, Archivo de la palabra y portal “Memoria Chilena”-Revista “Mundo Arabe”, Fundación Belen 2000