Los años 80 comenzaron en nuestro país, con un boom económico que permitió el acceso de varios bienes de consumo por parte de varios sectores de la población, aunque fuese a costa de una gran deuda adquirida, También el mundo seguía dividido en 2 bandos y nuestro país vivía un Régimen Militar de Gobierno que pretendía solidificarse en el poder, con un nuevo marco legal, Así, el mandatario de la época Augusto Pinochet convoco el 11 de agosto de 1980 a un plebiscito para el 11 de septiembre, donde sin registros electorales y con una campaña desigual, se impuso sin contrapesos con un 67% de los votos, Para esa consulta electoral, nuestra emisora realizo esfuerzos para reportear las posturas de esta campaña, aunque por ejemplo y a pesar de haberse contratado el espacio, no pudo transmitir por “órdenes superiores”, el histórico acto que realizo la oposición en el “Teatro Caupolicán” y que fue liderado por el ex presidente Eduardo Frei Montalva, mientras que en la jornada electoral, a partir de las 4 de la tarde comenzó una transmisión especial donde se reporteo el conteo de votos, los resultados y las celebraciones en el Edificio Diego Portales en Santiago, donde funcionaba la sede de gobierno en esa época, Los resultados estuvieron tempranamente en nuestra emisora, los que fueron recolectados por el jefe del equipo computacional de la radio Mauricio Tassara, los que fueron anunciados por la emisora

Al año siguiente en 1981, nuestra radio vivió grandes momentos, Sus estudios cambiaron de casa trasladándose desde el centro de Santiago, hasta el barrio “Republica”, en la calle “Ejercito 136”, donde se doto a la emisora de instalaciones modernas para su época y de un auditorio para transmisiones y eventos en vivo, Las nuevas instalaciones fueron inauguradas por el entonces presidente de Chile Augusto Pinochet, quien fue invitado por los dueños y ejecutivos para esa ocasión, Pero semanas más tarde, hubo un golpe de audacia por parte de grupos armados opositores a la entonces “Dictadura” que arriesgo innecesariamente la vida de quienes trabajaban en nuestro medio. El 28 de abril de ese año, Un comando de 4 personas, pertenecientes al M.I.R. se tomaron las instalaciones de “La Primera de Chile” para emitir una proclama de 13 minutos contra el gobierno, el audio fue bautizado como “Radio Liberación” y aquella situación no fue detenida por ninguna fuerza policial, a pesar de la cercanía de la emisora con “La Moneda”: “Dos compañeros entraron a la radio, redujeron al portero y dieron al señal para que dos restantes quedaran apostados y protegiendo la entrada, mientras el vehículo se estacionaba en las cercanías. Los compañeros del grupo principal entraron a la sala de trasmisiones, sacaron al radio controlador y a quien animaba el programa en ese momento e instalaron la casette y además una serie de bombas falsas, en realidad tarros de leche con alambres y pilar a la vista simulando ser bombas que estallarían si ingresaban a la sala de trasmisiones. La retirada del lugar fue rápida y sin problemas aun cuando se estaba a media cuadra de la Alameda. Esta trasmisión duro 13 minutos en el aire”, Contó durante este año, Guillermo Ramirez, el encargado de las “estructuras milicianas” del mencionado grupo armado quien recibió la “orden” de realizar esta operación, Quienes vivieron esa acción como trabajadores de la radio también años más tarde, recordaron esta situación: “Nos encerraron en el baño, y no se muevan, y le pusieron unas cadenas, Y de repente, una explosión mínima, pero había sido una toma con un mensaje que nosotros no escuchamos, porque estábamos en el baño”, contó en el año 2011, el entonces locutor Luis Hernández, quien conducía el programa “Buenos días Chile con Portales” cuando ocurrió esta toma

1982, fue un año horrible para el país, La selección chilena de fútbol hizo un papelón en el Mundial de España, al quedar eliminados en primera ronda y fuertes lluvias inundaron a Santiago desbordando incluso el emblemático Rio Mapocho y comenzaba una crisis económica que repercutiría fuertemente en los siguientes meses, en especial en los grupos económicos que se formaron después del Golpe de Estado de 1973, Radio Portales era controlada al menos por el “Grupo BHC” controlada por el empresario Javier Vial, Según un reportaje de la revista “Que Pasa” publicado el año anterior, La empresa “estrella” de este grupo era el Banco de Chile y nuestra emisora estaba valorizada en US$5 millones de dólares, Sin embargo, tras el anuncio del Gobierno de la intervención de los bancos en enero de 1983 y de la liberalización del precio del dólar, hicieron que muchos de ellos sufrieran el derrumbe de sus inversiones y la quiebra de varias de sus empresas, El propio Javier Vial fue incluso detenido por algunos meses por acusaciones de financiamiento a sociedades de papel, Tras esta debilidad económica y con una deuda que superaba los US$6 millones de dólares, En 1984, un grupo de inversionistas conformado por Juan Eduardo Ibáñez, Vasco Costa e Ignacio Astete decidió comprar la emisora, transformándose en los nuevos dueños de “La Primera de Chile”, estructurando una política de readecuación de sus finanzas, pero manteniendo diversos criterios programáticos que lo mantenían en el primer lugar de sintonía

A nivel de prensa, nuestro departamento de noticias vivió los rigores de la falta de libertad de expresión, A pesar de que no era censurada o tenía sanciones por parte de los encargados comunicacionales del gobierno por ser cercanos sus entonces propietarios a la línea del Régimen de Pinochet, igualmente sus reporteros se desplegaban en todas las aristas de una noticia, En 1983, asume la dirección de prensa, el periodista Vicente Pérez, y aprovechando el incremento de las protestas sociales contra el régimen de la época, como la apertura política, “otorgada” por las autoridades, nuestra radio abrió las puertas para las voces de la oposición, Así nació por ejemplo, el programa “El Parlamento de Chile”, que era un espacio de comentarios políticos que se mostraban en los noticieros de la emisora y donde participaban dirigentes como Mario Papi, Gutenberg Martínez, Enrique Krauss, Jaime Guzmán, Andrés Chadwick, Raúl Hasbún, entre otros personajes, aunque ese espacio termino por falta de apoyo de la radio porque según sus ejecutivos, a los auditores les molestaban las alocuciones sobre este tema.

Caso Quemados 1986

En las calles, los reporteos de Monica Werham y de Juan Domingo Ramírez, entre otros reporteros mantenían informados a los radio-escuchas del pulso de la calle, aunque en el caso del ultimo reportero mencionado, los rigores de la represión se dejaron sentir, ya que en una protesta de trabajadores, fue agredido por elementos de la CNI, al igual que reporteros de otras emisoras, En los círculos de poder también se informaba de sus actividades, en el Palacio de La Moneda donde Portales tenía su “punto fijo”: “Con sus altos y bajos. En general era buena. Sin embargo, en un par de ocasiones tuve algunas dificultades por preguntas realizadas. Recordemos que era una época difícil para los periodistas, para realizar su trabajo, Las rutinas periodísticas apoyadas en investigación seria y las fuentes eran prioritarias.

Sin embargo, a la hora de poder “decir”, nos apoyábamos en frases como: “según transcendidos”, “según fuentes” y usábamos mucho el condicional. En fin, había formas de hacerlo. Puedo dar fe que había mucho pero mucho reporteo”, recordaba la periodista Veronica Rodriguez quien fue reportera de nuestra radio en el Palacio de La Moneda, siguiendo las actividades del por entonces presidente Augusto Pinochet y sus ministros, Otro foco informativo era el policial donde Marcos Borcosky y Mario Antonio Gutierrez destacaban en cobertura de diversos casos, ocurridos en esos años como el caso de los “Psicópatas de Viña”, o la “Operación Albania”

En el ámbito programático, Nuestra emisora luchaba por mantener su sitial de privilegio y elaboraba diversas estrategias para mantener su sintonía, Poseían un departamento de audiencias que eran conformadas por 10 personas, que analizaban los comportamientos y gustos del público, visitando 800 hogares de forma diaria en periodo acotado donde el 15% pertenecía al sector alto y el 85% a las clases medias y populares, a quienes le consultaban sobre gustos musicales, animadores y programas, cuyos resultados eran aplicados la programación diaria, Sus emisiones más emblemáticas eran los “Portaleando” de la mañana y de la tarde, donde aprovechando el auditorio que poseían los estudios de la emisora, realizaban diversos concursos de canto y humor, Además las transmisiones deportivas comenzaban a adquirir relevancia, ya que había un área dedicada a este tema que era conformada entre otros personajes por Nelson Bustos, Máximo Clavería, Omar Marchant y Aldo Schiapacasse, Pero en el año 1988, fue reestructurado y se transformó en “Estadio en Portales”, que fue dirigido por el destacado comentarista deportivo Pedro Carcuro y tuvo entre sus destacados integrantes como Néstor Isella, Max Walter Kautz, Vladimiro Mímica, Juan Francisco Ortun, entre otros personajes, donde a lo largo de los años, se sumarían más personajes a este histórico programa radial que sigue hasta nuestros días, Otras actividades de extensión de nuestra emisora, fueron el concurso “Un alto en el Camino”, en que un móvil de la radio premiaba “en vivo” un paquete de alimentos y otros productos provenientes de los auspiciadores, hacia alguna familia en cualquier punto de Santiago y también durante esos años se desarrolló un festival de publicidad en conjunto con la Agencia Chilena de Publicidad (ACHAP) que reconocía a las mejores piezas creativas.

Los grandes eventos noticiosos que marcaron el final de los 80 en Chile, también fueron transmitidos por nuestra emisora, Entre el 1 al 6 de abril de 1987, Portales fue parte de la cadena “La Radio junto al papa de la paz”, junto con las emisoras “Agricultura”, Nacional y Mineria y otras 300 a lo largo del país, para cubrir todos los detalles de la visita de Juan Pablo II en varias ciudades de nuestro territorio, “La Primera de Chile” fue cabeza de transmisiones en varios momentos como cuando llego a nuestro país desde el Aeropuerto de Santiago, donde nuestro locutor Patricio Varela y la periodista Verónica Rodríguez contaron todos los detalles del arribo en territorio nacional de este líder religioso y su recepción por las autoridades, 18 meses más tarde, el 5 de octubre de 1988 se realizó el plebiscito electoral que definía la continuidad de Augusto Pinochet como presidente de Chile, en una campaña electoral previa con garantías abiertas para ambas opciones y altas expectativas, a nivel nacional y mundial, Antes de esa jornada electoral, el programa político “La Copucha de Portales” conducido por Enrique Gandasegui, Ciro Quintana y Jaime Valdes entrevistaron a dirigentes del SI y del NO sobre sus percepciones sobre aquella crucial jornada, Y cuando llego el día decisivo, nuestra emisora partió con una maratónica transmisión desde el día anterior a las 13 horas y disponiendo de 160 reporteros para indagar en cada detalle de esa jornada electoral, Nuestra radio encabezo la cadena “Unidos para unir a Chile” junto con otras emisoras del país y estuvo dotado de un sistema computacional, que dio a conocer tendencias y proyecciones de resultados: “3 semanas antes comenzamos a desarrollar, un sistema computacional en esa época era bastante más complejo, se trabajaba en una plataforma que se llamaba “Lotus” que hoy día era el “Excel” y desarrollamos un programa que permitía que a través de un muestreo muy pequeño, un medio por ciento de los votos, nos permitía después proyectar los resultados, entonces con un medio por ciento de los votos, con una muestra tan pequeña, nosotros le consultábamos al computados, le decíamos ¿Y si tuviéramos un 10% de los votos, como se repartirían los votos?, Esto tuvo como resultado que no trabajábamos más de un medio por ciento de los votos y tuvimos un resultado prácticamente acortadisimo, con un error bajísimo dentro de lo que estadísticamente se considera aceptable, hasta el final de las elecciones”, nos contó el gerente general de la radio en esa época Ignacio Astete, en una entrevista en el año 2018, hacia el final de esa jornada y con las tensiones elevadas pero sin “correr sangre”, nuestros reporteros grabaron las voces que marcarían históricamente ese plebiscito

Soda Stereo en el Festival de Viña

A pesar de estos logros, también hubo malos momentos, En 1985, fue removido de su cargo de Gerente General, nuestro histórico fundador Raúl Tarud, por no aceptar presiones de los dueños de la emisora, En 1986 perdimos nuestra condición de ser la radio más escuchada, siendo desplazados por radio “Cooperativa”, además en 1987, no pudimos seguir transmitiendo el “Festival de la canción de Viña del Mar” donde fuimos desplazados por la estatal radio “Nacional” y en 1988 hubo una sorpresiva fuga de miembros encabezados por Julio Videla y de integrantes del Departamento de Prensa que fueron a conformar la radio “Gigante”, de efímera duración, Nuevos vientos soplaban en el país para entrar a los 90s, de los cuales, “La Primera de Chile” lo afronto de manera expectante.

ARCHIVO RADIAL

Redacción e investigación: Cristián Álvarez
Montaje: Claudio Quijada

FUENTES CONSULTADAS PARA ESTE ESPECIAL
-Universidad Diego Portales: Archivo CENECA, CENFOTO, Fondo Diario La Nación-Libro “Historia de una vida”, Raul Tarud Siwady, Editorial Planeta, 2003-Biblioteca Nacional, Archivo de la palabra y portal “Memoria Chilena”-Revista “Mundo Arabe”, Fundación Belen 2000