Little Richard, el hombre salvaje del rock’n roll que gritaba, acicalaba y robaba escenas con éxitos como Tutti Frutti y Long Tall Sallymurió este sábado a los 87 años, según confirmó su ex agente, Dick Alen, a CNN.

Alen dijo que el músico murió en Nashville con su hermano y su hijo a su lado. La causa de la muerte está relacionada con un cáncer de huesos que lo acomplejaba hace unos años. “Había estado enfermo por un buen tiempo”, señaló.

El pionero se habría destacado en cualquier época. Pero en la década de 1950, cuando Little Richard saltó a la fama, era como ningún otro: un hombre negro extravagante, con maquillaje y tocando el piano.