El Comité Operativo de Emergencia (COE) de la Región de Valparaíso declaró alerta amarilla para las comunas de Quintero y Puchuncaví ante la emergencia química-sanitaria que se vive en la zona y que dejó al menos 30 personas intoxicadas.

La suspensión de clases para los establecimientos educacionales de Quintero y Puchuncaví decretó la seremi de Educación, luego que un sinnúmero de niños, adolescentes y personal de colegios y liceos de ambas comunas comenzaran a registrar síntomas propios de intoxicación. Desde la autoridad sanitaria se precisó que son 109 las personas atendidas, de ellos 26 son adultos, 83 niños y adolescentes menores de 18 años, y cuatro fueron derivados al hospital “Gustavo Fricke”.