El ministro de Energía argentino, Gustavo Lopetegui, aclaró que la desconexión total que ocurrió en su país y en Uruguay se produjo de forma automática por lo que no hubo ninguna alerta previa. Consultado, en tanto, por la posibilidad de un ciberataque o de un error, la autoridad recalcó que no está dentro de las primeras hipótesis y que se estudia una falla técnica, pero el Gobierno no descarta ninguna posibilidad.