Un inusual aviso realizó esta semana el Servicio Nacional de Meteorología de Florida, Estados Unidos, al advertir que esperan que “lluevan” iguanas congeladas por las calles de la región debido a las bajas temperaturas que se han registrado en los últimos días.

“Esto no es algo que normalmente predecimos, pero no se sorprendan si ven iguanas cayendo de los árboles esta noche conforme las temperaturas caen a los -1 y 4 grados centígrados”, indicó el Servicio Nacional de Meteorología en su cuenta de Twitter. Las iguanas son animales de sangre fría, y suelen volverse prácticamente inmóviles conforme las temperaturas bajan de los cuatro grados, lo que provoca que se caigan de los árboles, pero no significa que estén muertas.