Arturo Vidal fue parte de los últimos minutos en el empate 1-1 del F.C. Barcelona frente al Inter de Milán en el Estadio Giuseppe Meazza; partido válido por la fecha número cuatro de la fase de grupos de la UEFA Champions League.

El ex Bayern Múnich ingresó en el minuto 74 y se mostró activo en la elaboración del ataque azulgrana. Sin embargo, no logró plasmar el buen rendimiento que venía mostrando desde su gol en el clásico español ante el Real Madrid.