El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, fue el primero en anunciar lo que todos suponían: la primera final de Copa Libertadores entre su equipo y River Plate en La Bombonera fue suspendido producto de una copiosa lluvia.

Desde la Conmebol también confirmaron la información. El encuentro quedó fijado para este domingo a las 16:00 horas.