El canciller de Bolivia, Diego Pary, denunció un golpe de Estado en curso en su país, al comparecer ante la Organización de los Estados Americanos por la crisis tras la cuestionada reelección del presidente Evo Morales. Pary citó como evidencia “la agresión selectiva de la ciudadanía y a las fuerzas de seguridad y el llamamiento a levantarse a las Fuerzas Armadas y a la Policía”. Por esto, llamó a defender “la democracia” en su país.