Este domingo, la empresa de Buses Línea Azul confirmó que abrieron una investigación interna por la adulteración de patentes en el vehículo siniestrado el pasado lunes en San Francisco de Mostazal, donde murieron seis personas y hubo múltiples heridos.

Al respecto, la firma “lamenta profundamente el accidente carretero ocurrido la madrugada del lunes 29 de julio a la altura de San Francisco de Mostazal y que cobró la vida de seis personas dejando además varios lesionados de diversa consideración”.

De igual manera, la empresa manifestó que pusieron todos los medios a disposición de las policías y la Fiscalía de la Región de O’Higgins para esclarecer los hechos de este lamentable accidente que enluta a nuestra flota y a nuestros funcionarios” desde el primer día.