Por otro lado, Cadem reveló que un 63 por ciento de los chilenos se mostró en desacuerdo con el boicot a la PSU y un 35 por cientop a favor. Asimismo, 65 por ciento cree que los principales perjudicados por la interrupción de la PSU son los estudiantes, 12 por ciento cree que es el Gobierno, 8 por ciento el Ministerio de Educación y un 6 por ciento el Demre.