Por Cristian Alvarez

Este lunes y en reuniones por separado en el Palacio de Gobierno, Las agrupaciones de camioneros “FEDESUR” y CNDC conversaron el ministro del Interior Víctor Pérez para tratar los hechos de violencia que los afectan en especial en zonas riesgosas como en la Región de La Araucanía, la primera organización mencionada entregó un petitorio donde pidió presencia permanente de las policías en los lugares donde ocurren persistentes ataques, que se instalen lugares de descanso en las carreteras y que se otorguen diferentes ayudas desde aspectos psicológicos hasta económicos para víctimas de ataques, Sin embargo los líderes de ambas organizaciones discreparon con los llamados a paros, El ministro Pérez señaló que no funcionan en base a ultimátum, pero que enviarán al Parlamento, una iniciativa legal para elevar las sanciones contra ataques a transportistas, diversas manifestaciones pro-mapuches se registraron en Santiago, donde en una de ellas fue detenida una de las hijas de la ex presidenta Michelle Bachelet

En la zona roja del conflicto mapuche hay amenazas latentes, no sólo contra los miembros pacíficos de esa etnia indígena, sino que también contra aquellos que trabajan honestamente, donde sus maquinarias e instrumentos de trabajo son atacados por grupos aún no identificados, pero que manchan una lucha histórica, Ante estos problemas, cuyas consecuencias colaterales se han incrementado en los últimos días, Durante esta jornada, agrupaciones de camioneros se reunieron con el ministro del Interior para conversar sobre estas dificultades que afectan sus trabajos, compartiendo los diagnósticos, pero discrepando en los métodos de movilización

Este mediodía, aunque con algo de retraso por parte del gobierno, El ministro del Interior Víctor Pérez recibió a representantes de la agrupación de transportistas “FEDESUR”, donde durante casi una hora y media, les explicaron su petitorio de 10 puntos donde en sus aspectos más principales piden la prevención de los ataques de grupos ilícitos, la suspensión de cobro de peajes en las zonas riesgosas e instalar seguridad permanente, la habilitación de zonas de descansos, un proyecto legal para endurecer las sanciones contra quienes ataquen este tipo de transportes y diversos apoyos desde los psicológicos hasta los económicos para volver a sus actividades en caso de ser atacados, Mas tarde se repitió este mismo ejercicio con los representantes de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile encabezados por Juan Araya, aunque lo que más llamo la atención fueron las convocatorias a paro en caso de persistir estos ataques, ya que los representantes de las mencionadas organizaciones discreparon sobre sus métodos y efectos: “Si el señor ministro no cumple y no termina con los actos de delincuencia en el sur de Chile y en el país, nosotros tendremos, que informar a nuestras bases, y las bases van a determinar seguramente un paro nacional, porque nuestros conductores ya están cansados que los delincuentes, los terroristas les disparan con armas de alto calibre y es obligación del Estado poder entregar seguridad a todos los chilenos”, afirmó primero José Villagrán, presidente de la FEDESUR, “Qué hacemos con un paro dos, tres, cuatro días, qué problema vamos a solucionar, si las autoridades tienen leyes y herramientas para poder actuar, y están actuando, lo demás es producir más caos en este momento en el cual el país está en muy malas condiciones”. afirmó el presidente de la CNDC Juan Araya, Al menos el gobierno se comprometió a impulsar la “Ley Juan Barros” para proteger estos trabajos, mediante el envió de un proyecto legal al Parlamento

Al terminar este encuentro, el presidente de la Federación de Dueños de Camiones del Sur José Villagrán, comentó que esperan iniciativas de las autoridades para solucionar estos problemas, afirmando que de lo contrario, efectuarán movilizaciones de protesta en todo el país: “Esperamos que ahora, que el ministro va a entregar instrucciones claras y precisas a las policías, se pueda terminar con la delincuencia y con los robos, y de una vez por todas, de acabar con los terroristas que nos siguen quemando los camiones, le hemos dicho al ministro que vamos a estar observando su actuar, nosotros hoy día, los camioneros de Arica a Punta Arenas, estamos en estado de alerta, si el señor ministro no cumple o no termina con los actos de delincuencia, en el sur de Chile y en el país, nosotros vamos a tener que informar a nuestras bases y seguramente las bases van a determinar un paro nacional, porque nuestros conductores están cansados de que los terroristas, los disparen con armas de alto calibre”, por su parte, el presidente de la Confederación de Dueños de Camiones de Chile Juan Araya, pidió fortalecer las labores de prevención para evitar que sus asociados sean afectados: “Hay que mejorar primero el proyecto de ley sobre inteligencia, en la cual en la ley sobre el manejo de la inteligencia, no sirve, por lo tanto, los parlamentarios tienen que tener la posibilidad de darle al Estado, no al Gobierno, las herramientas para poder perseguir a quienes cometen los delitos, Aquí en Santiago, cualquier delito que hay, se ubica, pero en las regiones, necesitamos una labor de inteligencia para poder detener, Y lo otro, los camiones quemados (…) ahí nos preocupa el conductor, el conductor tiene que tener el apoyo de las empresas públicas por mil razones”, mientras que el ministro del Interior Víctor Pérez rechazo las amenazas de paro por parte de algunos de los dirigentes de los camioneros, señalando que deben escuchar a todos los sectores y pidiendo que sigan entregando sus servicios de abastecimiento, en especial en estas épocas de pandemia: “Queremos decir también con mucha fuerza, que no nos parecen que los caminos sean los ultimátum, los temas no son de fácil resolución, los problemas no se resuelven de un día para otro, requieren trabajo, requieren participación de las organizaciones, requieren participación de la comunidad, y por ende la voluntad política del gobierno es dar esa tranquilidad ciudadana y por lo tanto, instamos a cada uno de los camioneros, a seguir entregando un servicio que es fundamental en términos de pandemia, en que toda la red alimentaria, en que todo consumo que pueda tener la ciudadanía va a ser garantizado por el trabajo que ellos realizan”

Durante esta jornada y casi a la misma hora en que se desarrollaban estas reuniones, hubo varias manifestaciones por parte de activistas pro-causas mapuches que se movilizaron en algunos lugares simbólicos de Santiago, a pesar de los actuales estados de restricción, En la mañana hubo un grupo que fue hasta el edificio central de la Municipalidad de Providencia, protestando en ese lugar, de forma pacífica, al igual que en la plaza “Baquedano” de Santiago, donde hubo cerca de 20 personajes que “rodearon” la rotonda de ese emblemático lugar, Sin embargo el hecho más llamativo que ocurrió esta mañana, fue una manifestación que hubo en las afueras de las oficinas del Registro Civil en Santiago, donde 5 personas fueron detenidas por Carabineros, tras lanzar panfletos, aunque entre los detenidos estaba la hija de la ex presidenta Michelle Bachelet, Francisca Dávalos, quien posee un bajo perfil público, sabiéndose esta noticia a través de los medios de comunicación, pero no hubo registros públicos hasta el momento, revelados que mostraran aquella situación