La Polla Records llevaba menos de la mitad de su show en el Estadio Bicentenario La Florida, cuando cientos de asistentes al concierto de reunión de la banda española subieron al escenario e interrumpieron su presentación.

Los músicos comandados por Evaristo Páramos abandonaron el escenario y se produjo una lluvia de proyectiles entre el público que quería que siguiera el show y con los que se mantenían sobre el escenario del recinto.

Finalmente, personal de producción comenzó a desmantelar el escenario del interrumpido show y encendieron las luces del estadio.

Consignas en contra de Evaristo, rejas en el suelo y peleas sobre el escenario marcó el brusco final del concierto. Los miles de asistentes se retiraron luego de la masiva invasión del escenario.