Carabineros descartó la existencia de un fraude al interior de su Dirección de Bienestar, y aseguró que el destino de los más de 23 mil millones de pesos cuestionados por Contraloría se encuentra “justificado”.

Ante los cuestionamientos surgidos tras el análisis de Contraloría, el general Mario Rozas, actual director de Bienestar, aclaró que existen comprobantes de que se compraron ocho propiedades con el fin de convertirlas en tres conjuntos habitacionales para uniformados, y un club de campo de suboficiales.

“Ese delta de dinero que aparece está justificado mediante la presentación de las escrituras de pagos, cheques, cartolas, y eso obedece a la adquisición de conjuntos habitacionales y centros recreacionales para los carabineros y sus grupos familiares”, afirmó.

“Por lo menos la auditoría que hace la Contraloría, cada observación que nos hizo, nosotros presentamos los descargos y adjuntamos toda la documentación”, acotó el oficial, que admitió que hubo destrucción de documentos, pero no en los últimos años, ya que un reglamento interno establece que los papeles deben mantenerse durante cinco años.

También se refirió al tema durante esta jornada fue el Presidente Sebastián Piñera: “Ésta es una investigación que lleva el fiscal (Eugenio) Campos desde hace mucho tiempo. El Gobierno apenas asumió no solamente se querelló en torno a esta causa, sino que, además, pidió una completa auditoría de esta situación”, afirmó.

“Cuando tengamos los informes de la auditoría vamos a ver los pasos a seguir, pero lo que debe quedar claro es que éste es un tema que está siendo investigado por la Fiscalía y que va a ser conocido por los tribunales de justicia, y que es un caso que viene del año pasado y que nuestro gobierno asumió”, agregó.