Por Leonardo Mora

Universidad Católica se inclinó este domingo por 2-1 en su visita a Unión La Calera, en partido disputado ante 3.141 espectadores en el Estadio Nicolás Chahuán en la ida de los cuartos de final de la Copa Chile 2019.

Los pupilos de Francisco Meneghini dan así el primer golpe en este cruce de la ronda de los ocho mejores, lo que les permite soñar con seguir avanzando en este certamen que da al campeón un boleto para la Copa Libertadores 2020.

El elenco cruzado comenzó totalmente fuera de foco y con una clara falta de concentración, lo que le costó quedar en menos de 10 minutos abajo por 2-0 en el marcador.

Cuando el reloj marcaba un minuto, abrió la cuenta el conjunto ‘cementero’, tras un grave error de Christopher Toselli. El golero despejó mal un balón, tras un centro desde la derecha, y la pelota le quedó servida a Juan Leiva, que con un zurdazo colocado puso el 1-0.

Poco después, a los 7 minutos, aumentó el dueño de casa por intermedio del delantero argentino Marcelo Larrondo, que recibió en el centro del área un preciso centro desde la izquierda y de cabeza mandó el balón al fondo de la red.

El compromiso estuvo marcado por la fractura de tibia y peroné que sufrió el volante de la UC Francisco Silva, luego de una dura entrada de Matías Laba a los 22 minutos de juego. El jugador cementero fue expulsado y el ‘Gato’ abandonó con claras muestras de dolor y en ambulancia el terreno de juego y por reclamos también fue expulsado Gustavo Quintero, técnico de La Franja.

Ya en el complemento, el conjunto precordillerano no supo sacar ventaja del hombre de más en el marcador, pese a martillar incesantemente en el área roja, y continúa dejando serias dudas en cuanto a su funcionamiento.

La primera llegada a fondo del segundo lapso fue para Católica. Luciano Aued bajó de pecho a los 53 minutos un balón dentro del área y sacó un zurdazo rasante que pegó en el vertical.

La más clara del local, en tanto, arribaría a los 71’. Veloz contragolpe de los ‘cementeros’ que terminó con un centro al área e increíblemente Nicolás Stefanelli la tiró afuera.

En la última incidencia importante de la brega, el defensor cruzado Stefano Magnasco vio a los 87 minutos la cartulina roja, por doble amonestación.

La revancha de esta llave de cuartos de final se jugará el sábado 12 de octubre en San Carlos de Apoquindo. El vencedor jugará en semifinales con quien salga airoso del cruce entre Colo Colo y Everton.