Por incidentes durante el segundo tiempo, el clásico entre Colo Colo y Universidad Católica fue suspendido momentáneamente por el árbitro Piero Maza.

Cuando restaban poco más de 15 minutos para que culminara el encuentro, hinchas albos arrojaron fuegos artificiales al campo de juego, los que hirieron al atacante del “Cacique”, Nicolás Blandi.

Si bien no tuvo lesiones graves, el atacante sufrió un corte en uno de sus muslos, sumado al trauma acústico.