Llevar una dieta sana y equilibrada ayuda a que gocemos de buena salud. Muchos estudios demuestran que las enfermedades crónicas que podemos desarrollar a lo largo de nuestras vidas, como la obesidad, la diabetes, problemas cardiovasculares, entre otras, están relacionadas con la alimentación. Para evitar esto, es necesario generar cambios en nuestros hábitos de conducta alimenticia; no sólo nos evitará enfermedades a futuro, si no que también nos sentiremos más llenos de energía y potenciaremos el funcionamiento de nuestro organismo.

Muchas personas aseguran que hallan imposible seguir una alimentación saludable. Entre sus motivos se encuentran la falta de tiempo para poder cocinarse sus propios platos, el fácil acceso a la comida chatarra en cualquier momento del día o tener los horarios corridos, lo que no les permite respetar todas las comidas necesarias.

Sin embargo, son pequeños los cambios que deberemos realizar en nuestros hábitos para poder mejorar nuestra alimentación diaria, y que podremos incorporar en nuestro estilo de vida sin dificultades:

• Bebe más agua: seguramente habrás escuchado este consejo miles de veces, y es que se trata de algo fundamental ya que nuestro cuerpo esta constituido por un 60% de agua y ayuda a su correcto funcionamiento. Además, evitarás comer demás ya que ingerir líquidos nos ayuda a sentirnos satisfechos.

• Reemplazar gaseosas o jugos por agua potable. Las gaseosas y jugos nos aportan calorías vacías y azúcares no saludables que podemos eludir reemplazándolos por agua.

• Incorpora mas frutas y verduras a tus platos. El plato ideal debe ser la mitad de vegetales y frutas, y la otra mitad se debe dividir en partes iguales en proteínas y carbohidratos. Si tienes en cuenta esto a la hora de preparar tu plato original, obtendrás una alimentación completa y te sentirás igual de satisfecho.

• Si no tienes tiempo de cocinar o simplemente deseas pedir comida, puedes optar por una opción mas saludable pero igual de apetitosa. Actualmente, muchas sucursales como Sushi Ok tienen delivery y ofrecen alternativas sanas. El maki de salmón y aguacate es una buena opción ya que aporta muchos nutrientes. Usted puede seguir disfrutando de la comida para llevar sin que esto implique alimentarse mal.

• Escucha tu cuerpo: aprender a interpretar lo que nuestro cuerpo nos pide es primordial. Solemos ingerir bocadillos por aburrimiento, nervios o ansiedad sin tener realmente hambre, lo que genera que comamos más.

• Si te gusta disfrutar de las bebidas alcohólicas, intenta evitar hacerlo todos los días. No solo que puede afectar nuestra salud, si no que suelen contener más calorías de lo que pensamos. Los cócteles y mezcladores suelen tener mucho azúcar; es mejor optar por bebidas como la ginebra y el tónico. Y trata de acompañarlos siempre con un vaso de agua, ayudará a que tomes menos alcohol.

• Reemplaza los típicos snacks como los caramelos o papas fritas de paquete, por opciones más saludables como una manzana o una porción de frutos secos.

Realizando estas pequeñas modificaciones en nuestros hábitos alimenticios lograremos obtener una dieta mas saludable, que nos ayudará a sentirnos mejor y como resultado tendremos una mejor calidad de vida.