Bajo estrictas medidas sanitarias que incluyeron mascarillas, jabón gel, y algunos siguiendo el debate desde sus oficinas para que no hubiera más de 50 personas en la Sala, la Cámara de Diputados aprobó las modificaciones hechas por el Senado al proyecto que regula el trabajo a distancia o teletrabajo. De esta manera quedó listo para convertirse en ley.

La iniciativa considera la creación de un nuevo capítulo en el Código del Trabajo sobre el teletrabajo y trabajo a distancia, determinando que el trabajador y el empleador podrán pactar, al inicio o durante la vigencia de la relación laboral, en el contrato de trabajo o en documento anexo al mismo, la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo.

El proyecto establece el derecho a la desconexión de los empleados, por al menos 12 horas continuas, en un plazo de 24 horas. Además, permite que el trabajo se realice fuera de las instalaciones de la empresa, ya sea en el domicilio del trabajador o en un lugar determinado por ambas partes.

Asimismo, se expresa que, para resguardar tanto al trabajador como al empleador, se deberá registrar el contrato con dicho cumplimiento en el sitio web de la Dirección del Trabajo, dentro de los 15 días siguientes a su suscripción.