Desde Conmebol reconocieron que Santiago arriesga perder su condición de sede para albergar la final de la Copa Libertadores 2019 debido a las manifestaciones existentes por estos días en el país.

El secretario adjunto del organismo sudamericano, Gonzalo Belloso, aseguró en conversación con El Mercurio que peligra la definición por el título continental agendado para jugarse el 23 de noviembre en el Estadio Nacional.

“Es muy inquietante lo que pasa, por lo que este lunes analizaremos la situación”, admitió Belloso, que agregó sobre un cambio de lugar que “en la reunión de mañana lo veremos”.