Representantes de Corea del Norte y Estados Unidos desarrollan este sábado en Estocolmo consultas “operacionales” sobre la situación nuclear norcoreana, tras meses de parálisis y pese a la nueva escalada de Pyongyang con las pruebas de misiles. Las dos delegaciones están en una propiedad situada en una isla de la capital sueca, cuyo acceso estaba controlado por la policía, a unos cientos de metros de la embajada norcoreana.