En un pleno extraordinario y en votación dividida, la Corte Suprema descartó la expulsión de los jueces de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Emilio Elgueta, Marcelo Vásquez y Marcelo Albornoz, suspendidos de sus funciones e investigados por corrupción.

Tras la cita, que se realizó a puertas cerradas, el vocero del Máximo Tribunal, Lamberto Cisternas, confirmó que el pleno desestimó la solicitud de remover a los ministros por nueve votos contra ocho.

La reunión fue convocada por el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, luego que fuera solicitada por los integrantes de la Tercera Sala, integrada por Sergio Muñoz, Carlos Aránguiz, Ángela Vivanco y María Eugenia Sando