La concesionaria que administra a Universidad Católica, Cruzados SADP, informó la decisión de continuar pagando los salarios de jugadores y cuerpo técnico de Universidad Católica, luego que no llegaron a un acuerdo para una eventual reducción. Según Cruzados, “se buscó priorizar la buena relación existente entre todos los estamentos y continuar juntos enfocados en la búsqueda del tricampeonato, participación en la Copa Libertadores y demás torneos”.