El Tribunal Oral en lo Penal de Viña del Mar dictó veredicto condenatorio contra John Cobin como autor de un delito de homicidio simple frustrado, un delito de homicidio simple tentado y de disparar injustificadamente en la vía pública. Eso, tras haber disparado a un grupo de manifestantes en una protesta de Reñaca registrada en noviembre de 2019.

Cobin estaba también acusado de alterar la tranquilidad, lo que fue desestimado por la justicia. La Fiscalía pidió siete años de cárcel por el primer delito, cuatro por el segundo y otros cuatro por el tercero. Por su parte la defensa, solicitó que se otorgue la pena sustitutiva de libertad vigilada intensiva, alegando, entre otros, la irreprochable conducta anterior, edad, estudios, y su participación académica y en actividades religiosas.