La Fiscalía de Rancagua detuvo esta mañana al ex canciller del Arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz Toledo, de 56 años, en medio de una investigación por casos de presuntos abusos sexuales.

Según pudo confirmar Emol, las diligencia se desarrolló en Santiago y fue encabezada por el fiscal Emiliano Arias.

El religoso, aprehendido por personal del departamento OS-9 de Carabineros, se autodenunció en enero de este año -dos semanas antes de la visita del Papa Francisco a Chile-, ante la Oficina Pastoral de Denuncias.

Ya en mayo, el Ministerio Público abrió una investigación de oficio en su contra, tras darse a conocer los hechos que habrían afectado a cuatro jóvenes. Y, menos de un mes después, el equipo policial incautó documentación en diócesis de Rancagua y el Tribunal Eclesiástico.