Con motivo de la celebración del Día Internacional del Gato, te contamos las 20 curiosidades sobre estos felinos que quizás no conozcas. Mientras que los humanos tenemos 206 huesos, los gatos tienen 230 huesos.

– Los gatos huelen, además de con la nariz, con un órgano llamado de Jacobson, situado en la parte superior de la boca.

– La lengua de los gatos está formada por diminutos ganchos que utilizan para atrapar y desgarrar el alimento.

– Su corazón late dos veces más rápido que el de los seres humanos.

– Sus bigotes se caen periódicamente y vuelven a crecer. Su desaparición afecta a su sentido de orientación y a sus movimientos. Por eso, no debemos cortárselos.

– El gato percibe sonidos aproximadamente dos octavos más altos que el hombre.

– Su cola es un órgano esencial para su equilibrio, como una pértiga en manos de un equilibrista.

– Tienen la capacidad de saltar una distancia hasta siete veces su propia altura.

– Todos los gatos nacen con los ojos azules y tardan varios meses en alcanzar su color definitivo.

– El gato camina moviendo al mismo tiempo las patas traseras y delanteras de cada lado. Así solo caminan los gatos, los camellos y las jirafas.

– Los gatos detestan olores fuertes como el de la cebolla o el vinagre, las naranjas o los limones.

– El ronroneo no siempre significa tranquilidad. También ronronea cuando está enfermo o asustado, y lo hace para tranquilizarse a sí mismo.

– Cuando un gato te lame (las manos, la cara o el pelo) debes tomarlo como un gran cumplido, ya que está acicalándote como si fueras uno de los ‘suyos’.

– Los gatos se saludan rozando sus narices.

– Alcanzan la madurez a los 5 años y su tercera edad sobre los 10 años.

– Duermen entre 16 y 18 horas al día, pero incluso dormidos, están alerta a cualquier estímulo.

– No comprenden los castigos, pero sí las recompensas cuando hacen algo bien.

– ¡Son muy listos! Los gatos tricolores casi siempre son hembras: uno de cada 4.000 gatos tricolor es macho y suele ser estéril.

– Solo uno de cada 10.000 gatos tricolor es macho y fértil.

– Un gato casi nunca se comunica con un “miau” con otro gato, este sonido solamente lo utiliza para comunicarse con los seres humanos.

– La leyenda de sus siete vidas se debe a que sobreviven a caídas graves por su capacidad de darse vuelta en el aire y aterrizar en cuatro patas.

Fuente: 20minutos