La justicia argentina ordenó la detención de cinco ex funcionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, y de seis
empresarios, en el marco de una investigación por supuesta asociación ilícita que involucra a empresas contratistas de obras públicas. La indagatoria también involucra al ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido, uno de los hombres más fuertes en los 12 años de kirchnerismo.

Según la Fiscalía, se habrían movido “unos 160 millones de dólares en efectivo” en bolsos, provenientes de sobornos que empresarios entregaban a cambio de la adjudicación de obra pública.

La expresidenta (2007-2015) y actual senadora Kirchner fue citada a indagatoria el próximo 13 de agosto por el juez Claudio Bonadio, aunque no se especificó si en calidad de testigo o de imputada. Su domicilio en la capital argentina está señalado como destino de una de las supuestas entregas de dinero.