El Coliseo de Roma y algunas de las principales joyas culturales de Italia reabrieron sus puertas después de casi tres meses de cierre por la pandemia de coronavirus, en un nuevo paso hacia la normalidad. Con la apertura del Coliseo, Italia recuperó su principal símbolo, pero lo hizo en medio de un panorama inédito, sin colas de turistas y entre medidas de seguridad.

El 8 de marzo dejó una mella en la milenaria historia del famoso anfiteatro Flavio, pues ese día tuvo que cerrar siguiendo las reglas del Gobierno para tratar de contener la crisis sanitaria. “Fue un momento trágico”, confesó hoy la directora del Parque Arqueológico del Coliseo, Alfonsina Russo, pocos minutos antes de participar en la ceremonia de reapertura.