Mario Mandzukic marcó en el minuto 109 de partido el gol más gritado de la historia de Croacia, que significó el 2 a 1 ante Inglaterra en la semifinal y la clasificación a la final del Mundial de Rusia 2018.

En el festejo, el delantero de la Juventus y varios de sus compañeros se llevaron por delante a Yuri Cortez, un fotógrafo de AFP que se encontraba trabajando del otro lado de los carteles de publicidad.

“Estaba tomando la foto cuando vinieron enfrente, cambié el lente de la cámara porque sabía que estaban muy cerca y comenzaron a empujarse entre ellos porque venían a celebrar. Sentí que la silla se fue para abajo, pero como ya tenía la cámara con el (lente) angular siempre estuve tomando las fotos y les tomé fotos encima mío”, contó el salvadoreño en diálogo en diálogo con el sitio Récord, de México.

Revisa aquí las imágenes captadas por el fotógrafo.