La Encuesta Cadem reveló que el proyecto de reducción laboral, impulsado por la diputada comunista Camila Vallejo y resistido por el Ejecutivo, mantiene un respaldo de 70 por ciento.

No obstante, 63 por ciento de los entrevistados se inclinó por la iniciativa del Gobierno, de flexibilizar la jornada de trabajo. Además, 28 por ciento apoya disminuir de 45 a 40 horas las horas de trabajo, y de manera obligatoria para las empresas.