La reforma al sistema pensiones, uno de los proyectos emblemas del Gobierno, y cuya idea de legislar fue aprobada esta semana en la Cámara de Diputados, concita sólo el 35 por ciento de apoyo a la iniciativa, mientras el 53 por ciento de los encuestados se manifestó en desacuerdo, según la encuesta semanal Cadem. Asimismo el 69 por ciento afirmó haber escuchado hablar del proyecto. 

En tanto, el 75 por ciento aseguró que prefiere que el 4,2 por ciento de cotización adicional vaya en su totalidad a la cuenta personal del trabajador y no a un fondo común. Por otra parte, la opción de delegar su administración a un nuevo ente público alcanza un 50 por ciento de opiniones favorables, idea a la que se comprometió el Ejecutivo para lograr el apoyo de parte de la oposición.