El equipo del matinal Muy Buenos Días de TVN, fue recibido con botellas de vidrio, al reportear el caso de una familia que hace dos años no puede ingresar a su casa, porque esta fue tomada por desconocidos.

La denuncia fue hecha por Paulina, una mujer de 32 años, que aseguró que: “Un día vinimos a mostrarla y no pudimos hacer ingreso, nos dimos cuenta que estaban viviendo unas personas (…) Hemos venido dos veces con Carabineros y sólo salen menores de edad. No entregan información. Estamos desesperados. Es una herencia que nos dejó mi padre fallecido. Es tremendamente injusta nuestra situación”, explicó.

Puede revisar el ataque sufrido al equipo de TVN a continuación