España vive este lunes el primer día laborable con el período de “nueva normalidad”, tras 98 días de estado de alarma por la pandemia de coronavirus, que supuso importantes restricciones de la movilidad, y ahora se enfrenta al reto de controlar los rebrotes. Las estaciones de
trenes y autobuses amanecieron con más movimiento y se han reforzado las ofertas de transporte respecto a lo que había la semana pasada, cuando ya las limitaciones se habían aliviado.