Por Cristian Alvarez

La tercera semana de septiembre, entre el día lunes 14 hasta el domingo 20, nuestros padres y abuelos se preparaban hace 50 años para celebrar las Fiestas Patrias ante la tensión generada por los resultados de la Elección Presidencial del pasado 4 de septiembre, aunque en los círculos de poder e incluso en las aulas universitarias, y también fuera de nuestras fronteras, se tomaban decisiones y se analizaban estrategias a ejecutar para evitar el ascenso de Salvador Allende como presidente de Chile, mientras el mandatario electo conversaba con diferentes personajes y sus partidos Igualmente declaraban diversas resoluciones, En nuestro especial “La revista de Portales en las Elecciones Presidenciales de 1970” revisa que decisiones y acciones comprometieron el futuro del país

PRESIDENTE FREI: DE DULCE Y AGRAZ

A pesar de las tensiones de las cuales estaba enfrentado por esos días, el mandatario nacional de la época Eduardo Frei Montalva, pudo apreciar el termino de obras públicas aceleradas bajo su gobierno, el día jueves 17 de septiembre, inauguro para su tránsito, el túnel “Lo Prado”, emplazado en la carretera que une Santiago con Valparaíso y el Litoral Central, La obra había sido proyectada 25 años antes, por el presidente de Chile por esos años, el radical Juan Antonio Ríos, quien encargó propio Frei, cuando era ministro de Obras Públicas, los primeros estudios para su factibilidad técnica, Sin embargo con el correr de los años, esta iniciativa no se podía concretar tanto por dificultades técnicas como económicas, hasta que en 1966 con el fundador de la DC ya como máxima autoridad del país, dio el vamos a su construcción, con la aplicación de las primeras tronaduras, que aunque por la dureza de las rocas, lo volvieron a paralizar por cerca de un año, fueron retomadas en 1967 para culminar en la mencionada fecha, donde para unir y habilitar aquellos orificios de lado y lado, se removieron 225 mil metros cúbicos de rocas, colocándose 52 mil metros cúbicos de revestimiento de hormigón y casi cinco mil toneladas de acero en soportes, además se incorporaron sistemas de iluminación, cámaras de TV en circuito cerrado y controles de tráfico para su habilitación definitiva para el transito: “De 2.744 metros de longitud, enclavado en la cordillera central, en uno de sus más agrestes parajes, quedó abierto al público. (…) Es impresionante atravesarlo en pocos minutos y aparecer más allá del cerro San Francisco, junto a Curacaví, y a un paso de Casablanca y Valparaíso”, señalaba el diario “El Mercurio” en una de sus crónicas, El túnel funciono sin problemas en su primera semana, hasta que debió cerrar por el gran uso de los automovilistas que debió soportar, retomándose su tránsito normal, hasta hoy donde sigue funcionando plenamente y con un hermano gemelo, el túnel “Lo Prado II”

Aunque esta inauguración y apertura fue solo un oasis dentro de su gestión en el último mes, porque las tensiones políticas con sus repercusiones económicas, lo seguían inquietando, Por ejemplo, el miércoles 16 se reúne con los representantes de la Cámara Chilena de la Construcción encabezados por su presidente Arsenio Alcalde, quienes le manifiestan su preocupación por los retiros de fondos de las asociaciones de ahorro y préstamo como también de la falta de créditos bancarios, Ante esa situación, los ministros del área económica encabezados por el titular de Hacienda Andrés Zaldívar revisaban durante esa semana, los diversos aspectos de la economía nacional, para preparar un informe sobre el estado de nuestras finanzas el día de la elección, Además el sábado 19, se reunió con el ex contralor general de la republica Enrique Silva Cimma, quien era un influyente miembro del Partido Radical, a quien le cuenta sobre sus temores por la asunción de Salvador Allende y las presiones de la derecha para evitar que lo suceda como máxima autoridad del país: “Eso resulta insoportable para EE.UU, que no dudara en impedir en una nueva Cuba en el continente”, señaló el futuro canciller en su libro de memorias “Memorias privadas de un hombre público” publicada en el año 2000, quien le preguntó a quién sugirieron que encabezara ese movimiento para evitar la asunción de Salvador Allende a la presidencia de Chile: “Entonces Frei me miró y su mano derecha extendida cubrió buena parte de su pecho”, haciendo entender que al él como mandatario le pedían su intervención”, Durante esa jornada, donde se conmemoraban las “Glorias del Ejercito” y el día anterior el viernes 18 de septiembre, donde se celebró el día de nuestra independencia del imperio español, El Presidente Frei encabezó las tradicionales celebraciones, cuyos ambientes contaremos más adelante en esta crónica

LAS ENTREVISTAS DE ALLENDE Y LAS DECISIONES DE SUS PARTIDOS

Durante esa semana, la agenda de Salvador Allende tampoco no bajo de intensidad y participo de diversos encuentros interesantes, El más importante de ellos fue el realizado el miércoles 16 con el embajador de Argentina en Chile Javier Teodoro Gallac, donde conversó sobre aspectos relacionados sobre las relaciones entre ambos países: “Quería que yo supiera que cualquier cosa que yo diga o haga respecto con la Argentina sea usted el primero que lo sepa y que sus deseos más fervientes eran que nuestras relaciones fueran absolutamente sinceras y transparentes con la incesante y creciente vinculación humana y económica, con la mayor amistad entre ambos países y el mayor y reciproco respeto entre ambos gobiernos”, señaló el representante trasandino en un cable enviado a su Cancillería al día siguiente, En otros aspectos, S.Allende habló con el embajador Gallac sobre el problema del Canal Beagle, apoyando el arbitraje de Gran Bretaña en la solución de este conflicto, también negó saber de la existencia de algún plan para el retorno del ex gobernante argentino Juan Domingo Perón a su país de origen, pasando por Chile, aunque también hubo particulares peticiones económicas desde el mandatario electo al embajador como aporte desde sus compatriotas: “Ustedes tienen solo una obligación, traernos 30 mil argentinos en enero, para que nos dejen un poco de plata”, indico el mencionado diplomático hacia sus superiores

Durante esa semana también el futuro mandatario otorgo dos entrevistas periodísticas de relevancia a reporteros y medios nacionales y extranjeros, Para nuestro país, Salvador Allende respondió un cuestionario por escrito a la revista “Vea”, cuyas respuestas fueron publicadas en su edición aparecida el jueves 17 de septiembre, ese cuestionario fue retirado por la periodista de ese medio escrito Raquel Correa, quien concurrió a la casa del senador PS para buscarlo: “Fui a retirarlo a su casa en “Guardia Vieja”, Me hizo pasar al escritorio y comenzó a revisar las respuestas, Empezó a corregir demasiado y a exasperarse, como a la hora llamaron, salió de la sala, y yo aproveche para irme hasta Providencia, casi corriendo, sin todas las respuestas revisadas”, declaró como testimonio, la fallecida periodista en su libro “Preguntas que hacen historia”, donde en sus respuestas más relevantes, el líder de la Unidad Popular declaró que concederá varias facultades a los trabajadores: “El gobierno de la U.P. -nacido fundamentalmente de la clase trabajadora- mantendrá y ampliara los derechos de los trabajadores, los pliegos de peticiones y las huelgas legales serán ampliamente respetadas, pero si los trabajadores van a participar en el gobierno y tendrán opiniones sobre los salarios, precios e inversiones, los conflictos huelguísticos jamás van a tener la duración que tienen hoy”, Al día siguiente, el viernes 18, fue publicado en el diario “Pueblo” de Uruguay, una entrevista realizada por el escritor Eduardo Galeano, donde añadió una viñeta en alusión a “La Caldera del Diablo” mostrada en un diario nacional donde San Pedro respondía a la pregunta de un “angelito”

Pero no solo S.Allende realizó acciones durante esos días, Los partidos que integraban la Unidad Popular también declaraban sus intenciones de respaldo hacia el futuro de gobierno en diferentes tonos, El más antiguo de ellos, el Partido Radical a través de su dirigente Orlando Cantuarias aseguró en palabras declaradas al diario “La Tercera”, el día martes de esa semana, que el próximo gobierno allendista será “pluralista”, con una intención “en procura del bienestar y la felicidad de todos los hijos de esta tierra”, por su parte el MAPU en una reunión de su “Pleno” partidario, señalo que este triunfo electoral, significa que abre “Una nueva etapa en el desarrollo de la historia de Chile”, mientras que el Partido Comunista en su pleno reunido durante esa semana, señaló a través de su diario “El Siglo” que “El pueblo aplastara el complot del pánico”

LA DC SEGUN “HACHEPE”

En el ambiente político, todos estaban preocupados por lo que podía hacer la Democracia Cristiana, que aunque reconoció el resultado en la misma noche de su triunfo, igualmente sus dirigentes debieron soportar fuertes presiones para desconocer sus resultados, El martes 15 y en su comentario para Radio Portales, el célebre periodista político Luis Hernández Parker comentó las exigencias y posturas que el aún partido oficialista adopto en esas semanas decisivas, aprovechando además una entrevista otorgada por su presidente para nuestra emisora durante esa jornada donde declaro esta opinión: “La DC por intermedio de su presidente (Benjamín Prado) acaba de declarar esta tarde en el programa “La gran encuesta” de Radio Portales (…)Que el PDC no se dejara tentar por el ofrecimiento del alessandrismo, Su última Junta Nacional (enero) rechazó un entendimiento con la derecha, aunque esta le ofreciera en bandeja como mandatario de la misma filiación de Frei, Este esquema sirvió en 1964, Ya no sirve para 1970″, señaló inicialmente este comentarista político, quien después entró en el área chica de aquella posición: “La DC no contrajo matrimonio con la UP, Ni siquiera hay pololeo oficial, El lunes (21) volverá a reunirse su consejo nacional para conocer un borrador de condiciones que una comisión someterá a consideración, Si el Consejo las aprueba serán entregadas a Allende y luego publicadas (…) A la DC (Como lo expresó hoy Benjamín Prado) no le basta una promesa romántica de la UP respecto a nuestra tradición republicana”, indicó en su comentario

Al día siguiente, el domingo 16, “Hachepe” publicaría su crónica habitual en la prestigiosa revista nacional “Ercilla”, el “balón” que el alessandrismo le entregó a los falangistas para que aceptasen su propuesta de “gambito”, forzados además por la declaración de renuncia de Jorge Alessandri en caso de ser designado Presidente de Chile por el Poder Legislativo, con la respuesta falangista: “La DC –según públicas declaraciones de Tomic y Benjamín Prado y privadas de Frei- rechaza la fórmula de Alessandri para una segunda elección presidencial, que, en teoría, le entregaría en bandeja el poder a un nuevo Presidente democratacristiano, pero en la práctica significaría la guerra civil”, “Hachepe” también reveló las opiniones que habían sobre Allende dentro del PDC, separando su figura de sus partidos: “La DC distingue entre la persona de Allende y algunos partidos que lo acompañan y que serán sus directos colaboradores en su sexenio.  La persona de Allende les merece plena fe. Estiman que es un socialista de insobornable actitud democrática. Lo demuestran, más que sus palabras, sus 30  años de intensa vida política. Sobre esto no hay discusión. Pero les preocupan –y así se lo dirán sin ambages- las actitudes de un sector muy definido del PS”, escribía este reconocido comentarista en su nota, La percepción favorable a Allende, se vería fortalecida hacia el final de esa semana, con la elección de Luis Badilla como presidente de la juventud de esa colectividad, Badilla pertenecía a los sectores más izquierdistas del partido

REACCIONES EN LAS AULAS DE LA UC

Dentro de la educación superior, el nuevo escenario que se abría para el país, fue visto con diferentes sentimientos por las diversas universidades, mientras las casas de estudios superiores ligadas al Estado, había una percepción más esperanzadora del futuro que se avecinaba, en las ligadas a la Iglesia Católica y a fundaciones privadas, las cosas se veían con preocupación, En la más importante de ellas, en la Pontificia Universidad Católica, hubo diversas reuniones y acciones sobre los resultados de la elección presidencial, que lógicamente crearon incertidumbre, citándose para el martes 15 a una reunión “extraordinaria” del Consejo Superior de esa universidad, donde varios puntos relacionados con aquel hito electoral fueron discutidos por sus integrantes: “En conversación con el señor Allende le planteé cuales eran nuestros conceptos de universidad y el significado que veíamos en la autonomía de la es decir un derecho que adquiere la Universidad a través de su posición y no como un derecho qué se le asigne como un rótulo de autonomía si no es realmente una labor de conquista de la u. pero que nosotros esperábamos ser siempre una conciencia lucida crítica del proceso social y que para eso requería la U, una plena libertad. El senador Allende manifesté estar completamente de acuerdo con eso y esperar mucho de las Universidades en cuanto a aportes que pudieran hacer al desarrollo del país. Creo que en la breve conversación que yo tuve con él, no cabía desde luego pedir garantías pero si él manifestó su confianza en que las universidades desarrollen una gran actividad creadora y una plena acogida parte del Gobierno en cuanto a que el trabajo de la u. sea mancomunado con los intereses del Gobierno”, expuso el rector de la UC en esos años Fernando Castillo Velasco, sobre un encuentro que tuvo con el mandatario a la semana siguiente de ganar la elección presidencial, en aquella reunión asistió el cardenal Raúl Silva Henríquez y varios prorectores y representantes de la FEUC

Precisamente, La directiva de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica también comentó su percepción de la elección presidencial, a través de una declaración publica, difundida el lunes 14, Sus máximos representantes por esos años , calificaron al inicio de su manifiesto, que aquellos días eran los más dramáticos de la historia nacional: “Chile vive hoy el momento más dramático de su historia. A espaldas de la voluntad mayoritaria de nuestro pueblo, está a punto de conquistar el Gobierno de la República, una doctrina Internacional que contradice el sentimiento cristiano y libertario que define a nuestra Nación. El Marxismo, con un 36% del electorado, está al borde de adueñarse del país”. indicaron al comienzo de este comunicado, llamando a realizar diversos actos en defensa por la “libertad” del país: “Cuando 150 años de historia libre corren el riesgo de terminarse, como jóvenes católicos, llamamos a los chilenos a despertar su conciencia religiosa, y a pedir a Dios —con fe pública y profunda— que su Providencia Interceda para salvar a Chile del Marxismo. Con los fines señalados, FEUC INVITARA A LA CIUDADANIA A REALIZAR. ACTOS CIVICOS Y RELIGIOSOS dentro de los próximos días, en que el espíritu patriótico, libertario y católico del pueblo chileno, vuelva a vibrar —con fervorosa unidad— ante las autoridades ramadas a desir nuestros destinos. Siendo la única Federación Universitaria no controlada por el marxismo, y habiendo sido ajena a la campaña presidencial que termina. FEUC cree su deber el ofrecer hoy al país un liderato Juvenil que alcance con su ver, y con su acción a todos los sectores nacionales”. señaló esta declaración publica firmada por su presidente en ese año Hernán Larraín (actual ministro de Justicia), quien ya militaba en el “Movimiento Gremial” creado por el estudiante de Derecho Jaime Guzmán en 1967, en la mencionada sesión del Consejo Superior universitario, a la FEUC le fue negada una intervención en la televisora universitaria “Canal 13” para exponer su planteamiento

LA MANO DE EE.UU

Chile tenía la atención mundial y se transformó en una pieza más del ajedrez que la Unión Soviética y Estados Unidos, en la tensa “Guerra Fría” que disputaban ambos países en diversas partes del mundo, Precisamente en el principal país del continente americano, querían impedir a toda costa, la asunción de Allende a la presidencia de Chile, contando además con aliados nacionales que podrían ayudar en esos propósitos, La primera persona de influencia nacional que tomo contacto con las autoridades norteamericanas, fue el empresario Agustín Edwards, quien había llegado el domingo 13 a EE.UU pero al día siguiente, el lunes 14, gracias a las gestiones de su amigo y hombre de negocios Donald Kendall, se reunió por cerca de una hora, en el hotel “Washington Hilton” con el director de la agencia de Inteligencia CIA Richard Helms, en la capital norteamericana, a quien le comentó sus percepciones de la elección chilena del 4 de septiembre, contando la situación política del país, poniéndose “emocional” según algunos testigos de ese encuentro y tratando de buscar alguna iniciativa sin certezas, para evitar que el líder de la U.P. llegara al poder, El día martes 15, Helms concurrió a la “Casa Blanca” donde se reunió durante la tarde con el secretario de Estado (Canciller) Henry Kissinger, y otro asesor, con el propio presidente de EE.UU Richard Nixon, quien por esos años dirigía los destinos en ese país, En ese encuentro se sellaría el destino de Chile por los próximos años, al recibir las órdenes directas del mandatario norteamericano, para boicotear el futuro periodo allendista: “1 en 10 posibilidades, tal vez, ¡pero salvar Chile!, vale la pena gastar, no preocupado por los riesgos involucrados, sin participación de la embajada, $10.000.000 disponibles o más si es necesario, trabajo de tiempo completo, mejores hombres que tengamos estrategia, hacer estallar la economía”, fueron las notas que tomo en aquella jornada, el encargado de la inteligencia estadounidense, quien además recibió la orden de planificar un plan de acción en “48 horas”

A la jornada siguiente, el miércoles 16, Henry Kissinger se reunió privadamente con los editores de prensa de los principales medios escritos de su país donde les conto la trascendencia de aquella elección para su gobierno, teniendo posibles consecuencias en el resto de los países de Sudamérica: “Lo más probable es que en algunos años, establezca algún tipo de gobierno comunista, en uno de los países latinoamericanos más importantes, junto con Argentina, Brasil, Perú y Bolivia, De modo que creemos no engañarnos pensando que Allende en el poder, no nos traería grandes problemas, tanto a nosotros como al resto de las fuerzas democráticas del hemisferio occidental”, señaló este diplomático a los encargados de prensa, Además ya en esa jornada, El director de la CIA se reunió con sus funcionarios de la agencia para comenzar a planificar las acciones desestabilizadores en nuestro país, para impedir que Salvador Allende asuma la presidencia, El plan fue bautizado como el “Proyecto Fulbert” donde en su nombre “fu” significaba el código que tenía nuestro país en la CIA y “belt” significaba “cinturón”: “El director le manifestó al grupo que el Presidente Nixon decidió que el régimen de Allende en Chile no es aceptable para EE.UU, el Presidente pidió a la Agencia que impida que Allende asuma el poder o que lo desaloje de él”, fue el borrador oficial de las principales conclusiones de aquella reunión que delineo aquellos boicoteos, En los aspectos financieros, Ya la “Comisión 40”, instancia interna de la CIA envió fondos por US$250 mil dólares para la embajada de EE.UU en nuestro país, para tratar de sobornar a parlamentarios DC en la crucial votación de ratificación de Salvador Allende como presidente, pero el plan fue desechado rápidamente por temor a ser descubiertos, Además ya habían planes para ayudar al diario “El Mercurio” para alivianar sus deudas económicas, tanto en perdonar sus moratorias, como en recibir recursos monetarios de empresas de ese país con intereses en Chile: “Mantenerlos con viva y publicando desde ahora hasta el 24 de octubre es de extrema importancia”, le escribió el director de Relaciones Públicas de la compañía de telecomunicaciones “ITT” Edward Gerrity al vicepresidente de su empresa, quien controlaba en Chile, la compañía “CTC” (Actual “Movistar”)

FIESTAS PATRIAS A PESAR DE TODO

Hace 50 años, aunque con la tensión política en el aire, pero en contexto muy diferente a lo que se vive en la actualidad, Nuestros padres o abuelos celebraban nuestro día nacional con la algarabía de siempre, reuniéndose en familia, en las fondas levantadas en Santiago y en otras ciudades del país, con las ceremonias y actos clásicos en homenaje a los libertadores de la patria, pero en los círculos de poder, la percepción festiva se mezclaba con la incertidumbre del futuro político, aunque dejando testimonio de lo que fueron esas jornadas para el futuro: “Las festividades patrias del 18 y 19 de septiembre, se realizaron como todos los años, pero siempre bajo una sombra perturbadora del futuro, El traslado del Presidente Frei en carroza abierta desde La Moneda hasta la Catedral para el Tedeum fue motivo de demostraciones populares que le daban a entender, aunque tarde, que contaba con todo el apoyo del pueblo, el día 19, La Parada militar a la que no asistí, porque estaba en Valparaíso y me quedé en la parada del puerto, pero que vi por televisión, no presentó mayores novedades salvo los aplausos muy nutridos de las galerías a las Fuerzas Armadas, como queriendo conquistarlas para “algo” que no sabían qué podría ser”, relataba en su testimonio escrito, el almirante José Toribio Merino, quien era el enlace entre su institución y Salvador Allende

Precisamente, ese viernes 18, el presidente Frei se trasladó desde el palacio de gobierno hasta el templo católico más emblemático del país para participar de la tradicional ceremonia religiosa en honor a nuestro país, encabezada por el cardenal Raúl Silva Henríquez, y al día siguiente, el sábado 19, el mandatario envió un mensaje a las tropas del Ejército en su jornada de conmemoración, destacando su papel como: “Garantía para que el progreso y las transformaciones del país se lleven adelante en el pleno respeto de la libertad y dignidad de la persona humana”, la principal autoridad del país asistió al entonces “Parque Cousiño” (actual Parque Ohiggins) para presenciar el desfile de las fuerzas militares y de orden que participan de esta tradicional ceremonia, y entre sus acompañantes estaba el comandante en jefe del Ejército Rene Schneider quien también envió un mensaje a los soldados de su institución, pidiendo seguir con la línea de respeto a la legalidad: “Hoy día, en que el Ejército celebra sus glorias y hace un recuento de su pasado y de su historia, siento la profunda satisfacción de expresar a todos mis compañeros de armas, que podemos tener la conciencia tranquila y presentarnos ante el juicio de la ciudadanía y del país, habiendo cumplido con nuestro deber conforme con las misiones y tareas que nos impone la ley y haciendo honor a una tradición de más de ciento cincuenta años, que en forma invariable, nos ha tenido en una línea de conducta que nos ha hecho respetables y merecedores de la fe y la confianza de nuestra Patria”. señaló en sus peticiones hacia sus efectivos, Un mensaje que con el paso del tiempo adquirió mayor valor, ante las jugadas que el destino tenía para este jefe militar