Por Cristian Alvarez

Aquella última semana plena de septiembre, entre los días 21 al 27, hace 50 años, La clase política intentaba ponerse de acuerdo en garantizar las libertades para los ciudadanos y ciudadanas, cuando asumiera el nuevo Gobierno de la Unidad Popular, donde sus rivales temían por la eliminación de aquellos espacios que según ellos iban a ser eliminados como ocurría en los países socialistas y para ello comenzaron diversas acciones desestabilizadoras que sencillamente perjudicaban a la población civil, En nuestro especial de domingo “La revista de Portales en las elecciones presidenciales de 1970”, lea las negociaciones políticas tanto publicas como privadas, como las diversas acciones de crisis que ocurrieron durante ese lapso de tiempo, que marcaria un ritmo ante las tensiones y situaciones ocurrieron antes de la asunción de Salvador Allende en la Presidencia de Chile

LAS ACCIONES DE ALLENDE

La primera acción de relevancia que tuvo el próximo presidente de Chile por esos años, fue una simbólica y emotiva reunión con el Colegio Médico, quien lo homenajeo el día martes 22 de septiembre, por ser el primer profesional de la salud, en asumir la más importante responsabilidad política del país, Allende había dirigido aquel colegio profesional, entre los años 1950 a 1952 y había impulsado varias iniciativas legales, tanto como ministro de Salud en el gobierno de Pedro Aguirre Cerda y siendo parlamentario, El aun senador socialista indico que gobernara nuestro país en base a las enseñanzas y lecciones que aplicó durante su ejercicio como doctor: “Espero en la Presidencia de la República, seguir siendo lo que he sido durante toda mi vida, un médico y un compañero de trabajo, en la dura y pesada tarea de defender lo que más vale en un país, el aspecto específico de la salud”, declaró el personaje histórico ante los asistentes de los cuales fue homenajeado, quienes le rindieron un caluroso aplauso tras culminar este evento

Otra reunión de relevancia fue la que tuvo con la directiva del Partido Demócrata Cristiano, al día siguiente, el miércoles 23, en su casa en la comuna de Providencia, los dirigentes del oficialismo en aquel año, le entregaron su propuesta de “Estatuto de Garantías” legales para el ejercicio de su cargo, aunque aquellos detalles de ese encuentro, los contaremos más adelante, Otra conversación de trascendencia por tratar directamente, con quienes no miraban con buenos ojos su asunción al principal cargo de Chile, fue con representantes de los sindicatos de trabajadores del diario “El Mercurio”, con quieres trato el futuro de la empresa periodística, de cuyo dueño ya había abandonado el país, por temor a las consecuencias del cambio de gobierno, según el testimonio de su director en aquellos años, Rene Silva Espejo, las directivas sindicales, querían saber en un estado expectante sobre cómo; “Esclarecer públicamente los propósitos de Allende” con el mencionado agente económico, a pesar de la antipatía mutua entre ambos bandos, tras este encuentro, el quien fuera también presidente del Senado, publicó un comunicado señalando que mantendrán las fuentes de trabajo de sus empleados mas allá de la posición política del periódico: “El gobierno de la Unidad Popular garantiza a todos los trabajadores de la empresa “El Mercurio”, plena estabilidad en sus empleos, sea cual fuere la posición política que sustentan”, señaló aquel comunicado

La elección de Allende seguía concitando atención mundial, y varios corresponsales extranjeros aguardaron su oportunidad para poder obtener alguna entrevista con él, Por esos días, los favorecidos fueron medios escritos de España, que aún se encontraba dominada por la dictadura de Francisco Franco, mediante un fuerte control de la prensa en todos sus formatos, Durante esa semana, el día viernes 26, fue publicada una entrevista que el político socialista otorgó a la revista “Triunfo”, a través de su corresponsal Hernán Uribe, quien destacó por ejemplo, la apertura del futuro presidente en entregar diversas conversaciones a los medios que lo requerían, aunque también a través de ellos, pedía al mundo que respetasen el destino que los chilenos habían determinado a partir del 4 de septiembre: “Nosotros solo pedimos que se respete, y tendrá que respetarse, el derecho del pueblo de Chile a darse el Gobierno que desee: en este caso el de la Unidad Popular. Somos y seremos respetuosos con la autodeterminación y la no intervención, lo cual no significa silenciar nuestra adhesión solidaria con los pueblos que luchan por su independencia económica y por la dignificación de la vida del hombre en todos los continentes”, declaró el mandatario a ese medio ibérico, Mientras que a nivel diplomático, el embajador oficial de la “madre patria” informaba a sus superiores, los pormenores y percepciones que ocurrían en Chile por esos tensos días, en especial las amenazas violentas: “Si quieren la guerra civil aquí nos encontrarán de pie y les decimos a ellos que restableceremos el orden en Chile”, declaró en forma textual, el representante diplomático de ese país a su Cancillería en un despacho enviado el martes 22, recogiendo las palabras del líder del naciente movimiento “Patria y Libertad” Pablo Rodríguez

LAS DECISIONES DE LA DC

El día martes 22 de septiembre, La Democracia Cristiana se reunió en su Consejo Nacional para recibir el informe con las exigencias que harían a Salvador Allende para apoyarlo en el Congreso, en su ratificación como presidente, Las conclusiones y redacciones finales fueron encargadas al diputado Luis Maira, y habían posturas en torno a pedir la incorporación del partido al Gobierno de la Unidad Popular, o aliarse con el Partido Socialista o incluso con el Comunista, Aquella reunión era controlada por los sectores más izquierdistas de la colectividad oficialista y asistieron 18 de los 20 miembros de aquella instancia partidaria, que decidieron aprobar por unanimidad aquel informe con propuestas, nombrándose además una comisión de abogados para analizar la incorporación de estas garantías legales a la Constitución nacional, antes de la asunción de Allende: “Este documento contiene las garantías y condiciones que determinarán la posición de los 75 parlamentarios democratacristianos en el Congreso Pleno, que deberá designar al Presidente de la República. El Consejo Nacional encargó al presidente del partido, senador Benjamín Prado, que tomará contacto con el senador Salvador Allende para acordar una reunión en la que se le entregará dicho documento pidiéndole un pronunciamiento al respecto. Realizada dicha entrevista, el documento será publicado en su totalidad”, declaró el secretario nacional del partido José de Gregorio, luego de terminado este encuentro donde entrego un comunicado con las conclusiones de este encuentro partidario, Esa comisión de juristas estuvo integrada por varios personajes reconocidos en el mundo jurídico como Enrique Evans, Alejandro Silva y Francisco Cumplido entre otros

 Al día siguiente, el miércoles 23, durante la tarde, la comisión política del partido encabezada por su presidente Benjamín Prado concurrió hasta la casa de Salvador Allende, para hacer entrega de esta propuesta del partido para la subsistencia del gobierno, durante esas tres horas de conversación, el presidente electo para crear un clima de confianza, comenzó a contar diversas anécdotas e intercambiándolas por sus interlocutores, después el mencionado líder partidario declaró la visión de la DC sobre la futura decisión del Parlamento respecto de su ratificación y sobre su próximo gobierno, entregando a su vez, el señalado documento con propuestas, El por entonces senador lo leyó, y declaró estar de acuerdo con algunos puntos y subrayando otros que le llamaban la atención, asegurando a la larga y en base a su experiencia política, que iba a respetar las normativas legales vigentes y que profundizara las “conquistas democráticas”, pidiendo los votos de los legisladores falangistas para aquella crucial votación de ratificación, La reunión concluyó con el compromiso de Allende de responder estas propuestas a la colectividad oficialista y su petición personal de eliminar algunos conceptos como los Comités de la Unidad Popular dentro del documento DC, consejo que aunque resistido inicialmente, por petición del abogado falangista Jaime Castillo Velasco, fue concedida: “Fue una reunión bastante formal, que se verificó en la residencia de Allende en calle Guardia Vieja, una casa más bien modesta, bastante pequeña, pero alhajada con gusto. El antejardín estaba atestado de gente relativamente joven que causaba una impresión desagradable por su apariencia descuidada, aspecto típico de una especie de centuria que después el país conocería con el nombre de «GAP» (grupo de amigos personales), que acompañaría y rodearía permanentemente a Allende donde quiera que fuese durante su mandato”, declaró como ambiente, Patricio Aylwin, quien era senador en esa época y participo de este encuentro, donde el líder de su colectividad y Salvador Allende otorgaron un punto de prensa, sin entregar mayores detalles

También durante esa jornada y tras esos encuentros, se reunió en la sede del Poder Legislativo en Santiago, la comisión conjunta DC-UP para analizar esta propuesta de estatutos, donde por el lado del oficialismo estuvieron los legisladores Bernardo Leighton, Renán Fuentealba y Luis Maira, mientras que desde las futuras autoridades, fueron Anselmo Sule (P.Radical), Luis Herrera (PS) y Orlando Millas (PC), quienes junto con el ministro de Educación Máximo Pacheco, revisaron aquellas propuestas legales, para transformarlas en reformas a la Constitución, hubo avance en todo, salvo en las designaciones desde los comandantes en jefes de las Fuerzas Armadas y de Orden hacia sus subordinados, iniciativa que retiro, el por entonces partido oficialista, por invadirse las atribuciones del presidente de la república: “El 2do documento puntualiza las garantías y que (para que tengan plena validez, algunas serian incorporadas a reformas constitucionales que deberán presentarse en el Parlamento, antes del 3 de noviembre, o sea, antes que el presidente Frei entregue el mando a quien el Congreso Pleno, se lo señale”, declaró el comentarista político Luis Hernández Parker en su alocución durante esa jornada en Radio Portales

LAS ACCIONES DE EE.UU CONTRA NUESTRO PAIS

Desde Estados Unidos, por órdenes directas del presidente Nixon, comenzaron a planificarse las acciones desestabilizadoras para evitar la llegada de Salvador Allende a la Presidencia de Chile, tanteándose diferentes personajes y estrategias para ejecutar aquellos planes, El lunes 21 de septiembre y en un telegrama secreto, el director de la Fuerza de Tarea de la CIA Tom Karamessines envió al jefe de la agencia en Santiago, que cambiara su estrategia: “El objetivo del ejercicio es impedir que Allende llegue al poder, El Juego de manos parlamentario ha sido descartado, la solución militar es el objetivo”, y en línea con lo dicho, en otro cable secreto enviado en esa jornada, el embajador de ese país en Chile Edward Korry, delineo por primera vez, la posibilidad de que el comandante en jefe del Ejército Rene Schneider fuese “sacado del camino” para materializar aquellos oscuros propósitos: “El General Schneider tendría que ser neutralizado, removiéndolo si es necesario”, señaló este diplomático, cuya iniciativa cobraría relevancia en las semanas siguientes, Al día siguiente, nuevamente el embajador Korry, envió un “memorándum” a sus superiores comentando ahora sobre el Presidente Frei Montalva, indicando que por él supuestamente pasaban todas las decisiones en aquella compleja fecha: “La figura central, cuyos movimientos determinan el paso, la dirección y la forma de una situación que tiene más consecuencias que las que el 99,99% de los chilenos conoce”

Los aspectos económicos también fueron vistos para estas acciones complotadoras, Por ejemplo ese mismo lunes 21, la empresa ITT controladora de la “Compañía de Teléfonos de Chile”, envió a una cuenta de Agustín Edwards Eatsman, el dueño del diario “El Mercurio”, abierta en un banco de Suiza, la suma de 50 mil dólares para la mantención del mencionado periódico santiaguino, siendo una más de las varias ayudas económicas, que antes y después ya recibía, a través del mencionado empresario, siendo beneficiado además con “perdonazos” de deudas que mantenía con instituciones financieras de ese país, como las deudas contraídas con el “First National Bank”, Aunque también, la creación de escenarios de colapsos financieros fueron parte de las armas pasivas que fueron ocupadas, Así fue y gracias a una petición del señalado representante oficial de ese país en Chile, que fueron “sugeridos” el retiro de empresas o la realización de acciones para impulsar el temor en la población, El embajador Korry había pedido ejercer presión a la empresa minera “Anaconda”, propietaria de varias minas de cobre en Chile para que pusiera fin a una huelga de sus trabajadores que había por esos días y difundir informaciones sobre posibles acciones de Allende, que impedirían por ejemplo, la salida de mano de obra calificada y técnicos hacia el extranjero, cerrando las fronteras de nuestro país, Además sugirió que alguna empresa de relevancia de origen norteamericano o de grandes capitales invertidos en Chile se retirara del mercado, fomentando de mejor forma, la percepción de crisis, Algunas de ellas, era la automotriz “Ford” y la financiera “Bank of América” que están en áreas sensibles de la economía nacional: “Propinaría un duro golpe a los círculos bancarios chilenos y clausuraría una fuente de crédito”, analizaba el diplomático, en caso de concretarse esa medida

LOS ESFUERZOS PARA ESTABILIZAR LA ECONOMIA

El día lunes 21, La SOFOFA entregó a la opinión publica, un informe sobre la baja sostenida de la  actividad comercial e industrial a partir de la elección presidencial del 4 de septiembre, Sin embargo, eso aquello fue solo la punta del “iceberg” de la situación que ocurría en el país, donde las autoridades económicas ya analizaban la situación y estaban recolectando todos los antecedentes respectivos para informar transparentemente al país, sobre lo que ocurría con las finanzas nacionales, Así, el miércoles 23, un día después de su intención original y con la venia del Consejo de Gabinete, el ministro de Hacienda Andrés Zaldívar entregó el informe financiero sobre el estado económico del país, que además fue informado a los representantes de las candidaturas presidenciales que aún quedaban en carrera, y que se hizo en base a diferentes escenarios que fueron planificados por las autoridades y sus asesores para enfrentar aquella compleja situación: “Hicimos un simulacro de crash financiero, Había una alternativa, cerrar la frontera, no vender un dólar más, cerrar los bancos durante una semana, y después aparecer un con un esquema similar con respecto a la Bolsa, Sin embargo, optamos por hacer exactamente lo contrario, Es decir crear una situación de normalidad, tratando de que esos sectores pudieran ser neutralizados, Había un stock de papel moneda muy grande e incluso hice una exportación muy rápida desde Inglaterra, desde donde imprimíamos el papel, de tal manera que los bancos jamás se quedaran sin billetes y la gente fuera tomando confianza”, recordaba el mas tarde senador DC en una entrevista con la periodista Mónica González, señalando además las presiones que recibió en esos días previos: “Me levantaba a las 6 de la mañana y me acostaba a las 2 del otro día, a veces sin poder cerrar los ojos, Mi casa era atacada durante la noche por gente de izquierda e incluso de derecha”, señaló aquel político en aquella entrevista

En aquel informe, transmitido por cadena nacional de medios, el ministro Zaldívar mencionó la presión ejercida por los ahorristas en los bancos e instituciones financieras para retirar sus fondos, sacándose hasta $1.000 millones de escudos, equivalentes a US$80 millones de dólares, y la disminución “brusca” de la demanda de bienes durables en hasta un 80%, así como la caída de la venta de productos textiles, vestuario y calzado que llegaron hasta en un 30% y la paralización del ingreso de capitales y de las expansiones de las empresas y de las obras de la construcción, indicando el encargado de las finanzas estatales, que todos los sectores de la economía nacional estaban siendo afectados por los resultados electorales de principios de mes, señalando como medidas, la mencionada superproducción de billetes y no modificar el sistema de compras de dólares para viajes, indicando además que aquellos factores inestables, no provienen de la economía nacional, sino que elementos ajenos, También el ministro Zaldívar tuvo varias advertencias sobre los posibles manejos económicos de la UP con respecto a aumentar el denominado gasto público sin mayor control o consideración: “Si se procediera de esta manera se estarían creando las condiciones para que se desate en el país un proceso inflacionario de consecuencias imprevisibles, sobre todo económico, que destruirían en pocos meses lo que con tanto esfuerzo se ha logrado construir en muchos años”, advirtió el encargado de las finanzas nacionales

Ante este balance, al día siguiente, los diarios de la capital como “El Mercurio”, “La Tercera” o “El Diario Ilustrado”, calificaron como “inquietantes”, aquellas situaciones descritas, y los partidos y economistas de la Unidad Popular, mientras que en la política las situaciones eran dispares, mientras en la derecha hubo apoyo a este informe, en la Unidad Popular hubo variadas críticas, por ejemplo, el diputado PS Erich Schnake rechazó la aseveración de que la elección presidencial era la causante de aquellos problemas económicos: “Pretender ahora que toda esta trágica realidad sólo es un producto de la elección presidencial, es distorsionar la realidad y pretender desconocer la validez y el pronunciamiento inmensamente mayoritario del pueblo chileno”, declaró el legislador al diario “La Tercera”, mientras que el comando de la Unidad Popular emitió un comunicado rechazando estos diagnósticos, acusando a las autoridades de intencionados silencios: “El pueblo tiene claro que las verdaderas causas de esta alteración económica transitoria, residen en la actitud de abierta resistencia sediciosa en que se han colocado los grupos oligárquicos que han dominado la economía del país (…) El señor Zaldívar y el Gobierno guardan un extraño silencio sobre el significado de proceso. Para él, pareciera no haber ninguna clase de responsabilidades de los clanes económicos que están manejando cuantiosos recursos y vastas actividades”, indicaron desde aquella instancia de coordinación

LAS ULTIMAS ACCIONES DEL ALESSANDRISMO

 Cada día que pasaba, no había más margen de maniobra, al menos en lo legal, para que los partidarios de Jorge Alessandri pudieran ganar la ratificación del Congreso Pleno, a pesar de ser segundos en las elecciones del día 4, e incluso durante esa semana, ya directamente, algunos de sus miembros del Partido Nacional, reconocían la victoria del allendismo, por ejemplo el senador de esa colectividad Julio von Mülhembrock quien fue contactado por el diario vespertino “Las Noticias de Ultima Hora” , donde sencillamente, menciono su confianza en el próximo gobierno de la Unidad Popular: “Estará junto al Gobierno Popular del doctor Allende, si éste es elegido por el Congreso Pleno, porque la aspiración de todo chileno es la justicia a favor de los humildes, y si el nuevo Presidente impone cambios sociales a favor del pueblo, bienvenido sean ellos”, mientras que otra dirigenta “nacional”, María de la Cruz, quien fuera la primera senadora elegida y asumida en el país, también declaró su respaldo a la próxima administración de izquierda, al mismo periódico que circulaba en Santiago, pidiendo reconocer definitivamente esta victoria electoral, por parte de sus correligionarios: “Estimo que debe reconocerse el triunfo de Salvador Allende, por haberlo logrado en forma democrática y serena. Yo creo que en él porque jamás lo he visto defeccionar… pienso que los humildes tienen derecho a un futuro mejor (…) En Chile, la gente de la Izquierda también es democrática”, declaró esta personaje histórica, Ambos personajes declararon estas palabras que fueron publicadas el día martes 22 y que no representaban el lado de elite, que conducía esa colectividad

A pesar de estos reconocimientos, otros personajes que marcarían pauta en el futuro, recibieron agradecimientos del ex mandatario por sus trabajos realizados en su frustrada segunda campaña para llegar a La Moneda, Así por ejemplo, lo demostró, en una misiva enviada el estudiante de Derecho de la UC Jaime Guzmán, quien perteneció al comando juvenil de aquella frustrada candidatura presidencial, En una carta enviada, el día viernes 25 de septiembre, Jorge Alessandri declaraba al otrora líder estudiantil, su ingratitud por no ser escuchado en no presentarse para una segunda postulación a un segundo mandato: “Como Ud. bien lo sabe, la aceptación de la candidatura presidencial, significó para mí, un sacrificio que parecía exceder mis propias posibilidades físicas, pero resolví emprender la dura jornada porque un imperativo de conciencia, me señaló el deber ineludible de plantear al país, una alternativa que junto con significar una modificación profunda de nuestras pésimas practicas políticas, lo alejara de la amenaza marxista y del desquiciamiento demócrata-cristiano, que a mi modesto juicio, no pueden resolver el problema de bienestar de nuestros ciudadanos”, señaló inicialmente en esta carta, el también empresario papelero, quien también vaticinó el futuro de influencia que tendría su emisor: “No me cabe duda, estimado Jaime, de que Ud. será una de las primeras personas llamadas a emprender y proseguir esa gran tarea que el país reclama, ya que sus condiciones morales e intelectuales, lo habilitan especialmente para el cumplimiento de tan trascendental misión”, le indicó el ex presidente, quien también le reveló “la depresión nerviosa” que sufrió en los últimos dos meses de campaña

Al parecer, ese problema psicológico, lo motivo a seguir declarando y exigiendo que no quería ser elegido como presidente de Chile, en la sesión que debía realizar el Poder Legislativo, Ya que durante ese fin de semana y ante informaciones de prensa sobre el denominado “gambito” que pretendía aplicarse para instalarlo en el máximo cargo político del país, el hijo del “León de Tarapacá”, nuevamente descartó asumir nuevamente tal responsabilidad: “Mi nombre en esa votación en nada altera la decisión de no aceptar el cargo, si llegara a ser elegido, por no haber contado con la votación que consideré indispensable para realizar una reforma fundamental desde la Presidencia de la República”, Pero mientras él declaraba estos propósitos, quienes fueran sus partidarios, y que no querían aceptar para nada, la asunción de Salvador Allende como presidente, igualmente, aumentaban la tensión con sus acciones, El día miércoles 23 y en su segunda concentración convocada durante el mes, El movimiento “Patria y Libertad”, organizó un nuevo encuentro de sus partidarios, que aumentaban en cantidad, la incorporación de sus filas, según los saludos enviados hacia ese evento, En aquella concentración, su líder fundador Pablo Rodríguez indicó que estarán dispuestos a todo para mantener la libertad en Chile: “La democracia está sujeta a un plazo que vence el 24 de octubre. Los que piensan que llevamos a Chile a una guerra civil son los cobardes que tienen miedo a la libertad. Si quieren guerra civil, aquí estamos nosotros, de pie… Hay un personaje en Chile que desconoce al Congreso y dice que, si no lo proclama presidente, se tomarán las fábricas, los campos, las escuelas y las oficinas públicas… Por eso nos reunimos y tenemos la fuerza para vencerlos”, señaló en palabras recogidas por el diario “La Tercera”

LLAMADOS PACIFICOS, RESPUESTAS VIOLENTAS

 El jueves 24 de septiembre y luego de reunirse en la casa de ejercicios espirituales en el balneario de “Punta de Tralca” en el Litoral Central, La Conferencia Episcopal se reunió para analizar este tenso ambiente que ocurría en país por motivos políticos, Al terminar ese encuentro los obispos de las diocesis de la Iglesia Católica en nuestro país comentaron aquellas situaciones, pidiendo por la unidad nacional, pero buscando mantener las libertades que tenía el país y no dejarse llevar por arrebatos de violencia: “Es un hecho que el temor se ha apoderado de una parte de la familia chilena. Se temen cambios precipitados, excesivos, errados. Se temen la cesantía, la escasez, la crisis económica. Se teme una dictadura, un adoctrinamiento compulsivo, la pérdida del patrimonio espiritual de la patria. Otros, en cambio, no ven esos peligros o los aceptan. Se sienten animados por una gran esperanza y una voluntad constructiva. Los Obispos somos pastores de los unos y de los otros. Sabemos que hay creyentes en todos los sectores. Y queremos hablar a todos ellos. ¿Cuál debe ser la actitud del cristiano en Chile hoy?, ¿Evadirse, huir de los problemas?, Nunca ha sido la enseñanza ni la actitud de Cristo. ¿Permanecer atemorizado y detenido en espera resignada de lo que venga?, Tampoco. ¿Recurrir a la violencia? De ningún modo. El camino cristiano es otro. Buscar, junto con los demás, una solución justa, original y creativa a la problemática chilena”, señalaron las autoridades eclesiásticas, luego de este encuentro y cuyas palabras fueron entregadas a la prensa

Sin embargo, estas peticiones, de alguna u otra forma no eran recogidas por algunos sectores de nuestra sociedad, Ya que hubo diversas acciones de sabotaje, para generar o profundizar las tensiones que ya tenía Chile, en esos años, El día lunes 21 por ejemplo, un grupo de delincuentes, intento asaltar una sucursal del banco “Panamericano”, ubicado en la comuna de Nuñoa en Santiago, resultando muerto un efectivo de Carabineros y siendo detenido uno de los asaltantes en el hospital “Barros Luco”, ubicado en la comuna de San Miguel, Ese miembro detenido pertenecía al grupo “Vanguardia Organizada del Pueblo”, creada por un grupo escindido del MIR y que “debuto” con esas acciones delictivas, Sin embargo, las acciones más graves, fueron las ocurridas en ese fin de semana, ya que el día sábado 26, hubo acciones de sabotaje en diversos puntos de la capital, ya que varias bombas fueron dejadas en torres de alta tensión eléctrica, en 2 supermercados “Almac” en el sector oriente, e incluso en la residencia del empresario industrial y bancario Jorge Yarur, todas ellas “reinvindicadas” por el grupo “Brigada Obrero Campesina”, que por  su nombre, muchos lo sindicaron como una asociación ilícita de la izquierda, pero en una vuelta de tuerca y a la sagacidad en la investigación judicial, finalmente la policía de investigaciones capturó a sospechosos de esas acciones o a quienes le daban protección, ellos fueron identificados como Luis González Gutiérrez, de 29 años; Luis Enrique Schilling Rojas, de 25; Luis Abelardo Meza Llancapanni, de 23; y Norma Edith Oviedo, de 24, todos ellos eran miembros del partido “Democracia Radical” y del naciente movimiento “Patria y Libertad”, quienes crearon esa coartada, para sencillamente confundir a la población, “Actuaremos de la forma más enérgica y drástica posible para reprimir cualquier tipo de atentado, provengan de donde provengan”, declaró el director de la mencionada policía civil Luis Gaspard, luego de estas capturas