El Gobierno de Estados Unidos presentó cargos contra dos “hackers” chinos por intentar robar datos de la vacuna contra el covid-19 a empresas de al menos 11 países, entre ellos España, Alemania y Corea del Sur. Los hackers, identificados como Li Xiaoyu, de 34 años, y Dong Jiazhi, 33 de años, ambos residentes en China, fueron acusados de 11 cargos criminales en un tribunal del estado de Washington.