El capitán de Colo Colo, Esteban Paredes, reiteró su apoyo a las protestas contra la desigualdad, y afirmó que no quiere la reanudación del fútbol chileno porque “primero está el país”. Respecto a cómo se vive el movimiento social en el club, Paredes sostuvo que “el fútbol está en segundo plano”. Asimismo, reconoció “mucha inseguridad” sobre la celebración de la final de la Copa Libertadores, el 23 de noviembre, en el Estadio Nacional.