El Ministerio de Hacienda estimó en mil 400 millones de dólares las pérdidas en infraestructura desde el 18 de octubre, cuando comenzó el estallido social. Agregó que 750 millones de dólares corresponden a infraestructura pública, de los cuales 380 millones contemplan los daños al Metro de Santiago, y 850 millones de dólares son de infraestructura privada.