Vanessa García, estudiante chilena de 23 años que estaba atrapada en China debido a la emergencia del COVID-19ya pudo salir del país asiático y está en camino a Chile.

La joven dijo en una grabación desde Asia que “cuando mis papás me llamaron y les tuve que decir que estaba cancelado el vuelo, no se imaginan el llanto que hubo por el video, con yo pidiéndole a gritos a mi mamá ‘sácame de acá’, agregando que “estaba muy angustiada por dentro, quería llorar y no podía porque si lloraba mucho me podía dar fiebre“.