El Presidente Evo Morales decidió remover de su cargo al canciller Fernando Huanacuni, nombrando en su reemplazo a Diego Pary, quien se desempeñaba como embajador ante la OEA.

El cambio en el gabinete altiplánico se da luego que ese país entregara ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya la contramemoria y contrademanda en el caso por el uso de las aguas del río Silala, y a la espera de que el mismo tribunal entregue la sentencia definitiva por la demanda boliviana de una obligación de negociar una salida al Océano Pacífico.

Durante la ceremonia, Morales agradeció a Huanacuni por su trabajo, y agregó que “la autoridad electa cumple un mandato sagrado, requiere de mucho esfuerzo, compromiso y sobre todo debe ser visionario”.