El ex Presidente de Perú, Alan García, falleció luego que se disparara a sí mismo cuando un grupo agentes de la Policía Nacional llegó hasta su domicilio para detenerlo, a raíz de las acusaciones de corrupción en su contra por el caso Odebrecht.

Los efectivos de la División de Investigación de Alta Complejidad llegaron hasta la vivienda del ex Mandatario para cumplir con el mandato del Poder Judicial que  aprobó el pedido de la fiscalía de prisión preventiva por un plazo de diez días.

Tras dicho operativo, el ex Presidente de Perú, Alan García fue internado en estado de gravedad en el Hospital Casimiro Ulloa, en Lima, y a pesar de los intentos del equipo médico del hospital Casimiro Ulloa en Miraflores, y de la intervención quirúrgica a la que fue sometido, la gravedad del impacto de bala impidió que pudiera sobreponerse.

Alan García fue dos veces Presidente de Perú, desde 1985 a 1990 y de 2006 a 2011,