Este jueves falleció la cantante Aretha Franklin a los 76 años, según reportan medios internacionales.

Recientemente se había informado que la legendaria cantante estaba “gravemente enferma”. Aunque no dieron mayores detalles de su estado, se especula que el trágico desenlace se debe al cáncer que le fue diagnosticado en el año 2010.

La intérprete de “Respect” aseguró en una entrevista a principios de 2017 que ese sería el último año que actuaría y así fue, pues en noviembre realizó su última presentación. “Seguiré grabando, pero este será mi último año en conciertos”, consignó el Daily Mail.