La Fiscalía de Rancagua citó a declarar este 21 de agosto al arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, como imputado en el delito de encubrimiento, en el marco de las investigaciones por abuso sexual al interior de la Iglesia.

Ezzati, en un comunicado, afirmó su “compromiso y el de la Iglesia de Santiago con las víctimas, con la búsqueda de la verdad y con el respeto a la justicia civil”.

“Reitero mi compromiso y el de la Iglesia de Santiago con las víctimas, con la búsqueda de la verdad y con el respeto a la justicia civil”, aseguró el arzobispo.

En un breve comunicado, recalcó tener “la convicción de que nunca he encubierto ni he obstruido a la justicia, y como ciudadano cumpliré con mi deber de aportar todos los antecedentes que contribuyan a esclarecer los hechos”.