El piloto británico Sam Bird, de la escudería Virgin Racing, se quedó con la tercera fecha de la fórmula E disputada en Santiago, tras completar el circuito del Parque O’Higgins con un tiempo de 47 minutos y 2 segundos. El suizo Sebastien Buemi lideró toda la primera media hora de la competencia, pero debido a una colisión tuvo que abandonar.

Esto lo aprovechó Bird, quien peleó palmo a palmo con Pascal Wehrlein por el cetro.