Por Cristian Alvarez

Este jueves, los senadores Guido Girardi (PPD) y Francisco Chahuán (RN), junto a Organizaciones No Gubernamentales solicitaron –este jueves- al Ejecutivo que respalde y ponga urgencia al transversal proyecto de ley que obliga al gran comercio que vende alimentos a donar productos comestibles a sectores vulnerables. como ocurre en otros países, SEREMI de Salud de la Región Metropolitana se reunió con representantes de empresas de reparto de comida para coordinar protecciones a sus trabajadores

Esta propuesta legal que se encuentra en primer trámite constitucional, fue vista el pasado miércoles por la Sala del Senado y a petición de la legisladora Luz Ebensperger, fue devuelto a la Comisión de Salud para ser revisada nuevamente, pues según la parlamentaria se trataría de alimentos de “segunda mano”, que “perderían inocuidad” y que al ser obligatorio sería “una expropiación”. El senador Francisco Chahuán señaló al respecto que: “Queremos pedirle al Ejecutivo urgencia a este proyecto ampliamente debatido en la Comisión de Salud, incluso con representantes de la Asociación de Supermercados de Chile ASACH y que se enmarca en las políticas globales de la FAO”Y manifestó su esperanza que la revisión solicitada “no sea una acción dilatoria destinada a desechar una iniciativa que busca luchar contra el hambre en medio de esta crisis social (…) en estas dos semanas para indicaciones espero que el Ejecutivo se involucre en la discusión, no mire para el lado y pida votar en contra de un proyecto que combate el hambre”. señalo así el legislador oficialista

Por su parte el senador Girardi dijo que el proyecto; “Tiene iniciativas equivalentes en muchos países desarrollados donde los productos que pierden su valor económico y que, pese a ser inocuos, serán desechados puedan ser reutilizados. Incluso en naciones como Alemania donde es parte de su cultura el compromiso con la sustentabilidad y el medio ambiente, tiene todos los fundamentos científicos aportados por la FAO, es incomprensible que por defender pequeños intereses económicos este proyecto este cuestionado, pero tengo confianza que tiene la suficiente transversalidad como para poder restablecer en Chile el sentido común y abordar de verdad los problemas sociales, un cambio de criterio en el Ejecutivo, no serán creíbles los esfuerzos del Gobierno para enfrentar la crisis social derivada de la pandemia”. Desde la ONGs, Darío Contreras, de la Fundación «Retroalimenta», señaló que: «Me preocupa que la minuta del gobierno habla de alimentos de segunda categoría, tratando de hacer creer que se trata de alimentos vencidos y no es así. Chile adquirió compromisos ambientas que no cumple al rechazar este proyecto, pues el impacto medio ambiental de los alimentos desechados es muy grande. Ojala se vote a la brevedad y se superen los miedos que trataron de introducir al tema». Finalmente, Pilar Guillorf, presidenta del Comité Nacional para la Prevención y Reducción de las Perdidas y Desperdicios de Alimentos, que reúne a más de 50 organizaciones, dijo que: “Respaldamos completamente esta iniciativa y manifestamos nuestra disposición a apoyarla. En Chile ya tenemos una Red y un Banco de Alimentos en Santiago, en Lo Valledor y el Banco Solidario en Bio Bío que recibe productos del mar. Esto no es algo imposible de hacer… la diferencia es que este proyecto obligará a aquellos supermercados o empresas que no lo hacen de manera voluntaria”.

Mientras tanto, durante esta mañana, La SEREMI de Salud Paula Labra se reunió con representantes de empresas de repartos de comidas como «Rappi» y «Pedidos Ya» para conversar sobre las medidas de cuidado que deben aplicarse hacia los repartidores, luego de imágenes donde se vio aglomeraciones de gente, que pueden ser perjudiciales para aquellos trabajadores, La autoridad metropolitana señalo que buscan coordinarse con las empresas distribuidoras de alimentos y con las mencionadas aplicaciones que funcionan por internet para evitar contagios o focos que generen riesgos para sus trabajadores, que en su mayoría son migrantes: «La idea es buscar un trabajo colaborativo tanto con las empresas de delivery como también con las empresas elaboradoras de alimentos, Nosotros como autoridad sanitaria queremos resguardar la salud, tanto de los repartidores como los clientes de esta empresa», señalo la SEREMI Paula Labra en un punto de prensa realizado en pleno Paseo Bulnes de Santiago