Este viernes ocurrió una nueva jornada de protestas en las estaciones del Metro de Santiago luego de los llamados ciudadanos a evadir el pago del pasaje producto de un alza en las tarifas definido por el Panel de Expertos del transporte público.

Lo anterior generó una serie de incidentes a lo largo de la semana entre personal de Carabineros y manifestantes, lo que obligó a suspender el funcionamiento completo de las líneas 1, 2, 3, 4 y 6. 

Tras una serie de incidentes ocurridos en distintos tipos de la capital, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, informó que el Gobierno invocará la Ley de Seguridad del Estado ”para todos aquellos que resulten responsables de causar daños en los bienes de Metro de Santiago, y al mismo tiempo, impedir que este pueda realizar su normal funcionamiento“.