Tras el ataque con bomba molotov a carabineros al interior del Liceo de Aplicación, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, llamó al Congreso a aprobar la ley que faculta a los directores de establecimientos a expulsar a quienes protagonicen estos actos de violencia.

La idea de la iniciativa del Gobierno es agilizar el proceso, pues actualmente los sospechosos de este tipo de actos son sometidos al Manual de Convivencia, cuya investigación puede extenderse por más de un mes.

Chadwick añadió que “una vez más, en este caso el Liceo de Aplicación, tenemos actos de violencia muy fuerte. Nuevamente estos grupos escondidos en estos mamelucos blancos y encapuchados hacen uso de una violencia extrema con sus bombas molotov para causar daño a carabineros”.

Por su parte, el general director de Carabineros, Hermes Soto, aseguró que detrás de estos grupos que operan con overoles blancos y encapuchados “hay una organización” detrás para cometer estos actos.

Consultado por si existen adultos detrás de estos grupos que protagonizan ataques con molotov, que se han repetido en los últimos meses, señaló que “se está investigando, hay línea investigativas al respecto”.