La Cumbre de Lima concluyó este lunes con una declaración de 18 puntos sobre la grave crisis sociopolítica que vive Venezuela. En el documento, se emplazó a la la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, para que se pronuncie de formalmente ante la situación para “responder a la brevedad ante la situación de ese país”.

Mientras, el grupo, solicitó a la Corte Penal Internacional que “tome en consideración la grave situación humanitaria de Venezuela”, ya que la “violencia criminal” del Gobierno de Nicolás Maduro “constituyen un crimen de lesa humanidad”. Además, quedó estipulado que la próxima reunión se realizará en Chile en una fecha a determinar.