El narcotraficante brasileño Clauvino da Silva, cuyo intento de escapar de la cárcel vestido como su hija se viralizó en todo el mundo, fue hallado muerto en su celda este martes, tras haberte ahorcado aparentemente, según comunicaron las autoridades estatales de Río de Janeiro. En un comunicado sostuvieron que “el interno parece haberse ahorcado con una sábana de la cama”, agregando que se había abierto una investigación.