Harold Mayne-Nicholls, a través de redes sociales, confirmó que seguirá como vicepresidente de Blanco y Negro, aunque lo hará sin sueldo, tras no contar con los votos necesarios para continuar en una función remunerada, en la reunión del directorio que se realizó este miércoles. Mayne-Nicholls sólo recibirá el monto asignado a los directores, cerca de 700 mil pesos. Su sueldo anterior, como ejecutivo, bordeaba los 8 millones de pesos.